Candidatos vemos, corazones no sabemos

Paola Rojas

Son lo mismo. No tienen vergüenza. Son expertos en engaños. Basta de partidos. Estas son algunas de las frases que soltó la candidata independiente Teresa Castell. Supo subirse con ellas en la ola antisistema, tan popular actualmente. Tenía todas las de ganar. Desde esa comodidad que da el no haber tenido nunca un cargo público, ninguno podría atacarla, simplemente porque no había nada ni bueno ni malo que decir. Eso sí, la crítica a sus contrincantes habría sido más poderosa si nos hubiera visto a los ojos, en lugar de acudir recurrentemente a sus apuntes.

En contraste, Josefina Vázquez Mota miraba todo el tiempo a la cámara. Lo hacía incluso cuando cuestionaba a sus adversarios, error que la hacía ver como si regañara a la audiencia. Se preparó, argumentó bien y logró poner en aprietos a los que le estorban para ubicarse en primer lugar. El problema es que usa siempre las mismas inflexiones y se percibe acartonada. Así es muy difícil conectar con los votantes.

Delfina Gómez sí se expresa con naturalidad y se percibe cálida y cercana. Pero nada más.

No contestó a los señalamientos sobre el desvío de una parte del sueldo de sus trabajadores cuando fue presidenta municipal en Texcoco. “No crean todo lo que se dice”, sugirió la candidata de Morena. Algo así como una invitación no a informarse ni a reflexionar a partir de datos y hechos, sino a creer. Un acto de fe, vaya.

El más atacado fue Alfredo Del Mazo. Motivos sobran, al tratarse del candidato postulado por el partido que ha gobernado desde siempre al Estado de México y es, por lo tanto, señalado como el responsable de los males que aquejan a la entidad. Si a eso agregamos los muchos escándalos de corrupción asociados a su partido, el priísta no la tenía fácil. Aun así, se defendió como pudo y se le vio mejor plantado que en otros foros.

El candidato del PT, Óscar González, propuso a todos firmar un documento que los compromete a dejar la gubernatura luego de dos años si no cumplen sus promesas de campaña. Fuera de eso, se dedicó a presumir sus logros en seguridad cuando fue alcalde de Metepec. Pocos de sus gobernados sintieron en el municipio esa tranquilidad que él describe.

Juan Zepeda del PRD ha logrado, a pesar de la crisis en la que está sumergido su partido, avanzar en las encuestas. Tuvo un muy buen desempeño en el diálogo convocado por Carlos Loret en Televisa, pero la rigidez del formato del debate oficial no le permitió repetir ese lucimiento. No lo hizo mal, pero difícilmente le alcanzará para colocarse entre los punteros.

Debatir es discutir, es confrontar ideas u opiniones sobre un tema. Eso que vimos el martes en la noche no debiera llamarse debate. Fue más bien como una sucesión de spots electorales un poco más largos que aquellos con los que nos torturan habitualmente.

HUERFANITO. Karime Macías no es prófuga de la justicia. Así lo aclaró el subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparos, Gilberto Higuera. Agregó que, de existir, estaría apenas integrándose la investigación. El funcionario pidió que se dejen transcurrir los tiempos legales. ¿Cuál es la prisa? Mientras tanto, ella y su familia viven en Londres. Seguramente con ejemplar austeridad.

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios