PRI y PAN, cada quien su cada cual

José Cárdenas

Interpol rastrea al ex gobernador prófugo de Sonora, Guillermo Padrés, en todo el planeta; está acusado en México de defraudación fiscal y lavado de dinero.

Ricardo Anaya trae el niño atorado.

El líder priísta, Enrique Ochoa, asegura que “el joven maravilla” es cómplice de Padrés porque lo tenía, era suyo y lo dejó ir al no dar aviso a las autoridades judiciales cuando éstas ya lo buscaban… y por tardarse más de un año en suspender los derechos partidistas del sonorense.

La declaración de Ochoa Reza es un dardo envenenado; contra los azules usa la “ficha roja” de Interpol como maniobra premeditada; busca atascar al panismo en el mismo lodazal en el que Javier Duarte y compinches hundieron al tricolor; trata de evidenciar ante los electores que el panista también tiene cola larga en horas de mal humor social.

Se rumora que el PRI-gobierno se le atravesará al gobernador electo Miguel Ángel Yunes para que no tome posesión el 1 de diciembre.

El apremio del comunicado fin semanero emitido por la dirigencia blanquiazul no ayuda a disipar el tufo de un encubrimiento deliberado, como alega el PRI, aunque Anaya jure no haber tenido frente a Padrés, y diga que el sonorense sostuvo un encuentro con la Comisión Anticorrupción del partido, el 27 de septiembre pasado (encabezada por Luis Felipe Bravo Mena), dos días antes de que la PGR emitiera la orden de aprehensión.

La verdad, poco interesa si los panistas recibieron a su correligionario antes o después. Bravo Mena y Anaya, afectos a las gárgaras con agua bendita, tenían conciencia de las acciones ilegales de tan impresentable “contlapache”… y nada hicieron.

¿Los panistas cargan el peso de la demora y haberse hecho de la vista gorda?

Guillermo Padrés era una piedra en el zapato mucho antes de dejar el poder; gozó de protección cómplice por sus servicios como hábil operador electoral y gobernador intocable. Lo de pillo vergonzante no pesó…

El prófugo Padrés es defendido por Antonio Lozano Gracia, panista conspicuo, ex procurador general de la República, quien, a nombre del partido de la gente decente, alimenta la suspicacia de una venganza con tintes políticos.

Padrés prófugo se lleva al PAN entre las patas y coloca a Ricardo Anaya en un brete con todo y sus aspiraciones presidenciales. Margarita Zavala, la otra suspirante, alega que la impunidad debe combatirse en el partido que sea, pero que el caso Padrés no debe manejarse como un linchamiento.

EL MONJE VIDENS: Por fin inició transmisiones la Tercera Cadena: Imagen Televisión. El patrón Olegario Vázquez Aldir apuesta fuerte ante los retos de un sector copado por el duopolio Televisa-Azteca, desde hace 23 años, y en una coyuntura económica complicada. El mercado de la publicidad en medios de comunicación es estrecho; el pastel no crece, y ¡zas!, llega otro invitado a la fiesta. La nueva opción de tele abierta habrá de provocar, atraer y convencer audiencias y anunciantes, con maña, audacia y creatividad. Una nueva ventana de ese tamaño siempre será bienvenida para que entre más luz.

@JoseCardenas1

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios