Noticias de la guerra entre Michoacán y Jalisco

Héctor De Mauleón

A Lorenzo Rosales Mendoza lo mataron hace apenas un mes en pleno centro de Lázaro Cárdenas, Michoacán. Fue uno de esos asesinatos que parecen llenos de significado. El mensaje, sin embargo, fue solo para unos cuantos.

Rosales Mendoza fue uno de los 38 funcionarios detenidos en el sexenio pasado durante el llamado “michoacanazo” (se desempeñaba como ministerio público federal). Permaneció en prisión durante un año. En 2010 quedó en libertad y desfiló por varios cargos públicos. Finalmente fue nombrado secretario del Ayuntamiento en el municipio de Lázaro Cárdenas.

El 29 de diciembre de 2015 mataron a su hermano. El cadáver apareció en la madrugada, con el de otras tres personas, en la Autopista Siglo 21. Lorenzo Rosales ya no se presentó a trabajar. A nadie dijo las razones, pero todos las entendieron de sobra.

Su hermano era el narcotraficante de mayor rango en Michoacán luego de la caída de Servando Gómez, La Tuta. Se llamaba Carlos Rosales Mendoza, aunque era más conocido por su sobrenombre: El Tísico.

Carlos Rosales Mendoza había sido enviado a Michoacán como representante del Cártel del Golfo. Una versión dice que llegó al estado para negociar una alianza con el Cártel del Milenio. Otra, que en realidad lo enviaron para detener el avance de Los Zetas. Sus subordinados fueron Nazario Moreno González, El Chayo; Jesús Méndez Vargas, El Chango y Servando Gómez, La Tuta.

Él cayó en manos de las autoridades. Sus subordinados formaron La Familia Michoacana (de cuya escisión surgieron luego Los Templarios).

El Tísico salió de la cárcel en 2014. Cuando su cadáver apareció en la autopista, semidesnudo y con señales de tortura, el procurador del estado, José María Godoy, reveló que el narcotraficante había asistido a una reunión con líderes de “autodefensas”, según los datos que, antes de partir, había comunicado a sus familiares.

“Hubo un tema de traición”, dijo Godoy. “Se reúnen en una comunidad totalmente retirada, de difícil acceso, con una persona que tiene orden de aprehensión por el gobierno federal, y a la que se le identifica como líder de una célula que opera en aquella región”.

El Tísico había dicho a sus familiares que iba a reunirse con Ignacio Andrade Rentería, El Cenizo, líder de Los Templarios; con Luis Antonio Torres, alias Simón el Americano, líder del grupo conocido como H3, y con José Méndez —hermano de El Chango Méndez—, líder de “autodefensas” de Tomatlán.

Según el procurador, desde su salida de prisión a El Tísico “se le podía ver en Morelia, en centros comerciales. Tenía negocios y un restaurante”. Y en los últimos tiempos, se le veía con reconocidos líderes de las “autodefensas”.

En los llamados “blogs del narco” se difundió en esos días que El Tísico había recibido el mando de diversos grupos desprendidos de La Familia Michoacana y Los Templarios; se dijo que iba a organizar un nuevo Cártel de MichoacánLa Nueva Familia—, a fin de cerrar el paso al Cártel Jalisco Nueva Generación(CJNG).

Lo hallaron en la carretera con tres de sus hombres. “Cosas buenas no andaban planeando”, aseguró el procurador.

Tras el asesinato se difundió un “comunicado” dirigido a “todos los traisioneros (sic) y asesinos de nuestro amigo y hermano”. Anunciaba una cacería en contra de El Cenizo, de El Americano, de José Méndez y de Gilberto Gómez Romero, El Señor de Uspero (en cuyo territorio se habría celebrado la reunión).

Dos meses más tarde, un grupo autodenominado La Nueva Familia colocó mantas en diversos lugares del estado para anunciar “la limpia de gente que apoye al CJNG”.

Era el anuncio de la guerra entre “michoacanos y jaliscos”: la era de los Viagras y los H3: 744 ejecuciones en los primeros seis meses de 2016; una sucesión de horrores sacudiendo la vida de millones de ciudadanos; la epidemia de robos, secuestros y extorsiones; el cierre de fuentes de trabajo y la huida de empresarios que no encontraron resguardo ni en el gobierno estatal ni en el gobierno federal. Una pesadilla que dejaron crecer.

Lo mismo que en tiempos de La Tuta, y tal vez más atroz.

@hdemauleon

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios