Los independientes pasarán a la historia... por tramposos

Héctor De Mauleón

Muchos lo intentaron, pero sólo un candidato independiente lo consiguió. Ismael Figueroa Flores, líder del Sindicato del Cuerpo de Bomberos.

Como se recordará, 75 personas buscaron registrarse como candidatos independientes a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México. Sólo 32 cumplieron con el requisito de entregar al INE las 73 mil 792 firmas necesarias para aparecer en la boleta el pasado 5 de junio.

Figueroa, sin embargo, logró reunir las firmas en cuatro o cinco días. No sólo las 73 mil 792. El líder sindical presentó incluso 93 mil 800. “La gente nos apoyó porque cree en los bomberos”, dijo.

Flores concedió entrevistas y posó exultante para los medios. Sus agremiados denunciaron poco después que el candidato había exigido 50 firmas a cada uno de los dos mil bomberos que integran el cuerpo “Quien no las entregara, pues ya sabía lo que le iba a ocurrir, lo mismo que ha pasado con otros compañeros que han sido despedidos”, reveló uno de ellos a la prensa.

De acuerdo con un informe elaborado por la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE (DEPPP), 20 mil 663 firmas supuestamente recabadas por el líder de los bomberos aparecieron duplicadas en los documentos de otros aspirantes a candidatos independientes: los bomberos revelaron después que para juntar la cuota impuesta por el líder habían tenido que comprar firmas a quien se dejara.

Entre el paquete de firmas presentado por el candidato, había otras 2 mil 582 que correspondían a difuntos, a personas con suspensión de derechos políticos (presos), a gente que en realidad vivía en otra entidad, y a ciudadanos que habían sido dados de baja de la lista nominal.

A pesar de todo, Figueroa cumplió su sueño. No alcanzó ni de broma los 93 mil 800 votos que “tenía” en potencia, pero sí logró una muy respetable cantidad de sufragios: 21 mil 443 (más que el PT).

Pronto lo veremos luchando en el Constituyente por los habitantes de la Ciudad de México.

El informe de la DEPPP “sobre los apoyos ciudadanos entregados por los aspirantes a candidatos independientes para la elección de sesenta diputados de representación proporcional de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México” es un completo escándalo porque prueba que Figueroa no fue un caso aislado. La mayor parte de quienes buscaron registrarse como candidatos independientes no tuvieron escrúpulo alguno al momento de recurrir a las peores prácticas de la partidocracia.

En una columna anterior, Candidatos independientes reunieron firmas entre los muertos, detallé algunas de esas prácticas.

A la luz de los resultados electorales del 5 de junio, recorrí el informe buscando a los aspirantes en cuya documentación aparecía el mayor número de trampas, de engaños.

Descubrí que en mayor o menor medida, todos cometieron fraude. Había firmas que se repetían hasta 328 veces en los paquetes presentados por los aspirantes. Hubo 322 mil 210 cédulas que fueron duplicadas al menos una vez. Todos incluyeron firmas de muertos, de presos, de gente dada de baja de la lista nominal, de ciudadanos que en realidad viven en otras entidades.

Cinco nombres aparecían a la cabeza de todas las irregularidades: Gerardo Cleto López Becerra, Álvaro Luna Pacheco, Esperanza Villalobos, Sergio Gabriel García Colorado y Oliverio Orozco.

Gerardo Cleto López presentó 154 mil 732 firmas de apoyo. El día de la elección sólo obtuvo 6 mil 192 votos.

Álvaro Luna Pacheco presentó 101 mil 813 firmas. El 5 de junio recibió 3 mil 839 sufragios.

Sergio Gabriel García Colorado presentó 154mil 528 cédulas. Votaron por él 6 mil 084 personas.

Las cifras no cuadran. Y en mucho, el informe del INE explica por qué.

Estos independientes van a pasar a la historia. Aunque no por la razones por las que ellos quisieran.

@[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios