En el Edomex venden órdenes de aprehensión

Héctor De Mauleón

Se llama Nadia Álvarez y me busca para preguntarme qué pueden hacer quienes no tienen voz. Su tragedia comenzó hace poco más de un año, el 10 de agosto de 2014. Su hermano, Ernesto Álvarez, obrero por temporadas y en otras trabajador del campo, salió un sábado temprano en una cabalgata que recorrió el municipio de Otumba, Estado de México. Lo acompañaban su hermano Alberto, un amigo de nombre José Octavio Pérez, y la novia de éste: una chica llamada Valeria.

Tiempo atrás, Valeria había tenido alguna relación con el ex policía federal Eliazim Elfego Sauza Espejel, quien por ese tiempo había sido dado de baja de la corporación.

Al terminar la cabalgata, José Octavio, los dos hermanos y una muchacha pararon a beber unas cervezas. Eliazim vivía en Otumba. Según la versión de Ernesto, el ex policía los vio, los abordó, comenzó a discutir con José Octavio y lo derribó. El novio de Valeria quedó debajo de una camioneta. Hasta allá fue a buscarlo a patadas Eliazim.

Ernesto Álvarez se interpuso. El ex agente federal también arremetió contra él. Lo tiró de un puñetazo. El cráneo de Ernesto chocó contra el piso. No volvió a abrir los ojos, no volvió a levantarse. Su cráneo se había fracturado.

“Nos presentamos al Ministerio Público de Tecámac a denunciar, y nos tomaron la denuncia por lesiones”, relata su hermano Alberto.

Luego de pasar de una clínica a otra, Ernesto falleció una semana después, el 17 de agosto. “Nunca lo volvimos a ver consciente”, dice Nadia. Lo sepultaron el mismo día en que 32 años atrás habían sepultado a su madre. “Espero que esa coincidencia les sirva para reencontrarse”, dice Nadia.

No volvieron a saber de Eliazim. A los hermanos se les tomó una nueva declaración, ahora por homicidio, pero no les dieron copias. Pasaron semanas. A ellos les pareció que el caso no avanzaba y contrataron a un abogado para que le diera seguimiento. El abogado pidió dinero y no volvió a comunicarse con ellos. “Sólo nos robó”.

A fines de 2014 recurrieron a otra abogada, que se empezó a “mover” en la fiscalía de homicidios de Ecatepec. Esa abogada logró que se girara una orden de presentación contra el ex policía. Para lograrlo tuvo que “repartir” tres mil pesos al Ministerio Público. “Nos dijeron que primero salía la orden de presentación y luego la orden de aprehensión, pero comprometiéndonos a que teníamos que pagar seis mil pesos, que se los diéramos cuando lo detuvieran”, recuerda Alberto.

Siete meses después del homicidio, Eliazim Souza fue detenido. Un judicial les dijo que el ex policía ignoraba que Ernesto había muerto, que creyó que llegaban a detenerlo por robo de combustible y que ofreció 20 mil pesos a los agentes, a cambio de que le hicieran “un parito”. Probablemente “en todo ese tiempo nadie había movido un dedo para localizarlo”, cuenta Nadia. En todo caso fue puesto a disposición.

Esa tarde le avisaron a Alberto que podía pasar a pagar los seis mil pesos “que había costado” la orden de aprehensión. Los fue a pagar, “y todavía salió un judicial que quería dos mil pesos más.

Pasaron dos días, exactamente dos días, y Eliziam fue dejado en libertad, por razones que a la familia Álvarez no fueron explicadas.

Los hermanos intentaron dos veces que se girara una nueva orden de aprehensión por homicidio. Al fin, la juez Nayeli Anel González ordenó “la ejecución de la aprehensión contra el imputado”: “Puede ser localizado en el barrio de San Cosme, en el municipio de Otumba, Estado de México”, se lee en la orden: el único documento en poder de los hermanos.

Fue girada hace seis meses.

A la fecha, no hay rastro alguno del ex policía. Tampoco de la abogada que Nadia y Alberto contrataron. Desde marzo dejó de contestarles las llamadas. La fiscal de Homicidios de Ecatepec, Alma Hernández Hernández, les ha negado, dicen, copia simple del expediente, con el argumento de que “no está abierto”.

Policías judiciales afirman que pueden buscarlo, “pero hay que invertir dinero”.

“¿A quién recurrimos?”, me pregunta Nadia.

Aprovecho el espacio para hacer aquí la misma pregunta.

@hdemauleon

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios