La cuesta que nos viene

DESBALANCE

Desbalance

La cuesta que nos viene

Nos cuentan que algunas casas de análisis están trabajando en serio y a marchas apresuradas para calcular el impacto que va a tener sobre la inflación el incremento en el precio de las gasolinas. Y no es para menos, pues las cifras que comienzan a manejarse no son poca cosa y están muy lejos de lo que hemos estado acostumbrados. En años anteriores los aumentos de un mes a otro eran de algunos centavos, pero para enero de 2017 la cosa parece ir más allá de eso. Y si no lo cree, hay empresarios del sector, algunas instituciones bancarias y uno que otro funcionario, que han dejado entrever que el movimiento puede ir en el menor de los casos de un peso y en el más extremo hasta dos. Vaya tarea que dejan al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, que seguramente va a tener que trabajar mucho más de lo acostumbrado, antes de hacer sus maletas en julio para irse a Suiza. Esta cuesta de enero si va a costar.

 

Crece crédito popular

Pero no todo son malas noticias, nos dicen que la demanda de crédito en el país no se detuvo pese a las malas perspectivas económicas con las que cerró 2016. Si bien los grandes bancos encabezados por Luis Robles Miaja mantuvieron su cartera de crédito al alza, en otros sectores de la población también se presentó un aumento en la derrama crediticia. Nos platican que la Caja Popular Mexicana, una de las más grandes en América Latina, cerró el año con un alza en la colocación de crédito de 1.86%, dato interesante ante un mercado cada vez más competido en el sector bajo de la población. Nos platican que la gente en este segmento utiliza su crédito principalmente para consumo, ampliación de vivienda o insumos para negocios. Para 2017 las empresas enfocadas al sector popular del financiamiento buscan mantener los crecimientos en la cartera y presentarse como una opción competitiva ante un entorno donde se prevé prudencia para la solicitud de créditos.

 

Más inversión extranjera en transporte aéreo

Y los que sí hicieron la tarea antes de irse de vacaciones fueron los senadores, que nos cuentan que aprobaron cambios a la Ley de Inversión Extranjera para que hombres de negocios de otros países incrementen su participación de 25% a 49% en las actividades de transporte aéreo nacional, transporte en aerotaxi y transporte aéreo especializado. Esta modificación se envió a la Cámara de Diputados para su revisión y ratificación el próximo año. La modificación es importante sobre todo después de la reciente sociedad conjunta entre Delta Airlines y Aeroméxico, ya que por ahí quedan un par de aerolíneas mexicanas como Interjet, que preside Miguel Alemán Magnani o Volaris de un grupo de inversionistas mexicanos entre ellos Emilio Diez Barroso y Pedro Aspe Armella, que pueden estar interesados en hacer una alianza o asociarse con otra aerolínea extranjera para competir con Aeroméxico y Delta. La modificación a la Ley también permite la participación de inversión extranjera en sociedades navieras, con excepción de cruceros turísticos, la explotación de artefactos navales para la construcción y operación portuaria, así como el transporte de hidrocarburos en términos de la Ley de Hidrocarburos.

 

Última llamada

Y en vísperas de la llegada de Santa Claus es una buena oportunidad para mandar la carta de regalos. Este viernes es el último día para que los interesados en la licitación de 148 canales de televisión abierta envíen su manifestación de interés al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que preside Gabriel Contreras. Aunque los funcionarios que laboran en el regulador están de vacaciones, el instituto habilitó días para que las personas físicas y morales que decidan ir por un canal, varias señales para formar una cadena regional o incluso una a escala nacional, puedan asegurar un espacio en la licitación. Sin embargo, este proceso licitatorio es totalmente electrónico por lo que los interesados en participar deben acceder al Sistema Electrónico de Registro y Presentación de Ofertas (SERPO) donde se registran datos básicos como razón social o nombre, RFC, personalidad jurídica y se debe firmar con la FIEL otorgada por el SAT.

 

***En la foto: Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios