Comedia de errores

Ana Paula Ordorica

Cumple 100 días en la Casa Blanca Donald Trump, que sirven para hacer un corte de caja sobre el desempeño del presidente de Estados Unidos. Si leemos la prensa liberal o vemos programas de televisión en CNN creeremos que Trump ha sido un fracaso. Que su presidencia ha sido marcada por una cadena de errores que serían comedia si no es porque hablamos de la potencia mundial, vecino nuestro. Entonces vemos en Trump y sus cien días una tragedia.

Pero si nos acercamos a la prensa conservadora y a cadenas como Fox News, veremos en estos primeros 100 días una cadena de aciertos.

Ambas posturas son válidas. Ninguna de ellas, muy a pesar de las filias y fobias que Trump genera en México, son descabelladas.

Comencemos por tomar la postura de quienes ven en estos primeros 100 días un éxito. Quienes aquí se colocan ven, primero que nada, que la métrica de los 100 días es irrelevante. A un presidente no se le va a catalogar en los libros de historia por lo que logró o no en este tiempo. Se le va a catalogar por lo que logre en toda su presidencia que, si en el caso de Trump es de un periodo, aún tiene mil 362 días por delante.

Y, sin embargo, Trump ya pudo llenar la silla vacante en la Suprema Corte que dejó la muerte del juez Antonin Scalia. Lo logró con un ministro igual de conservador, Neil Gorsuch. Esto por sí solo va a tener efecto sobre cualquier decisión de la Corte para las próximas tres a cuatro generaciones. (Gorsuch apenas tiene 49 años).

En el plano internacional Trump logró, a través de la decisión firme y rápida de lanzar misiles a la base aérea Siria de Assad, mostrar la mano firme que Obama no tuvo en sus ocho años de presidencia. Con ello le puso un ‘estate quieto’ no solo al dictador sirio, también a Rusia y a China, ya que al momento de tomar la decisión Trump estaba comiendo el pastel de chocolate más maravilloso que había probado junto con el presidente chino, Xi Jinping, en Mar-A-Lago. Ahora China ha sentido pasos en la azotea y tendrá que realmente presionar a Corea del Norte para que Kim Jong-un deje de jugar con armas nucleares.

Trump y sus primeros 100 días han sido un éxito, dirán así algunos.

Por el otro lado está un 52 por ciento de los norteamericanos (según Gallup) y gran parte del mundo que ven a Trump como un fracaso. Primero que nada, el autor de El arte de la negociación no ha sabido negociar nada. No logró rechazar Obamacare ni replantear esta reforma al sistema de salud; no ha logrado reforma fiscal; no ha logrado que prospere su prohibición de entrada a ciudadanos de ciertos países musulmanes; no hay un muro en la frontera con México ni acción alguna que demuestre que pagaremos por ella y sus 100 días cierran con la incógnita de si habrá fondos para que funcione el gobierno a pesar de que ambas cámaras las controla el partido de Trump.

Además, hemos visto una serie de giros de 180 grados de parte de Trump en temas como el tan traído y llevado impuesto BAT, el cual ya no fue incluido en su propuesta fiscal. Trump cree ahora en la relevancia de la OTAN. China ya no es un país que manipula su moneda y Janet Yellen es la perfecta cabeza de la FED. Todo esto porque Trump es un inexperto novato en la Casa Blanca. Cien días han sido suficientes para demostrar su ignorancia y que la fortaleza de las instituciones de EU son lo único que ha salvado al país del caos.

Así los 100 días de Trump y los dos lados de la moneda que refuerzan la polarización actual de Estados Unidos que, esa sí es trascendente. Esa sí es un reto para el día 101 que arranca ya… y contando.

@AnaPOrdorica

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios