Millones en el incierto

Alberto Barranco

En septiembre del año pasado, al río revuelto de la renuncia del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, tras la visita al país del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, la dependencia le transfirió mil 600 millones de pesos al Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México

Los recursos los avalaba un Convenio de Transición bajo el tenor de indemnización a la entidad federativa por los 50 millones de pesos apostados en 1992 para liberar el derecho de vía de la autopista Chamapa-Lechería.

El recurso se transfirió a nombre de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

El caso es que el dinero no fue registrado como ingreso en los estados financieros del organismo receptor.

El caso es que el sustento para la transacción hablaba de un dictamen de suficiencia presupuestaria emitido por la Dirección General de Programación y Presupuesto B de la Secretaría, que a petición del abogado Paulo Diez el titular de ésta negó la existencia de tal oficio.

La respuesta se anota en el oficio 312.A-0002124 del 29 de junio pasado.

Lo que existe es una adecuación presupuestaria que incumple el requisito de permitir un mayor cumplimiento de los objetivos de los programas a cargo de los ejecutores del gasto.

Total, que al final del día el dinero se etiquetó como subsidio.

De hecho, la partida respectiva, 43801, corresponde al renglón “Subsidios a Entidades Federativas y Municipios”.

Lo curioso del caso es que difundida la rareza del asunto en el programa de Carmen Aristegui, el 4 de abril pasado el coordinador general de Comunicación Social del Estado de México, Alejandro Echegaray Suarez, le envió una carta a la comunicadora aduciendo que los recursos se habían destinado a obras y servicios “que se encuentran debidamente solventados y justificados”.

Según ello, el organismo receptor, después de verificar y certificar el depósito en sus cuentas, procedió a reintegrar el recurso al gobierno vía la Secretaría de Finanzas.

El caso es que promovida una denuncia ante el Instituto Nacional Electoral, en la sospecha de que el recurso hubiera apuntado a la campaña del candidato priísta a la entidad, Alfredo del Mazo Maza, éste señaló antes de desecharlo que el gobierno del Estado de México le había informado sobre el destino de los recursos.

Así de simple.

De acuerdo con ello, éstos habían sido destinados al pago de retenciones de Impuesto Sobre la Renta, retenciones en sueldos y salarios a nómina, y operación y mantenimiento de aguas residuales.

El problema es que en ninguno de los capítulos cabe la posibilidad de subsidio.

De acuerdo con la ley, la Secretaría de Hacienda debió dictaminar, como subsidio, el destino de los recursos, facilitando las ministraciones del mismo.

Lo curioso del caso es que bajo el alegato de no tener facultades el INE soslayó la posibilidad de una indagación a fondo, concentrándose a dar por buena la explicación del gobierno de la entidad.

Por lo pronto, ayer, ante la facilidad con que el INE desechó la denuncia, ésta se elevó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Danza de millones. ¿Dónde quedó la bolita?

Balance general. Quién logró el más espectacular salto en materia de recursos administrados entre 2012 y lo que va de este año es la Afore Azteca, con un 394%, lo que implica pasar de 10 mil 530 a 52 mil 54 millones de pesos. Sin embargo, su rebanada de pastel sigue siendo escueta, apenas el 1.7%.

Después de ella, están en la lista Coppel, con un avance en los cinco años de 156%; Invercap, con 78%, y Profuturo del Grupo Nacional Provincial con 76%.

Aunque la Afore XXI Banorte perdió gas en materia de participación de mercado, al pasar del 27.9% en 2012 al 23.1% este año, se mantiene como líder seguida de Banamex con 17.8%; Sura, con 15% y Profuturo con 12.8%.

La primera mantiene cuentas por un monto de 689 mil 867 millones de pesos, de un gran total que alcanza 2 billones 982 mil 99 millones de pesos.

OHL: recta final. A punto de vencerse la vigencia de la Oferta Pública de Adquisición del 100% de su capital colocada en la mesa por una firma de razón social Magenta, la constructora OHL enfrenta dos escenarios.

El más feliz para su causa sería que 85% de los tenedores de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores aceptara el precio de 27 pesos ofrecido, con lo que la filial de Obrascon Huarte Lain se deslistaría sin problemas del mercado de valores.

La segunda posibilidad es que no se alcance el porcentaje, originalmente previsto para el 95%, lo que le impediría deslistarse, y de pasadita complicaría la situación de su matriz, que enfrenta problemas de caja.

Bache en tráilers. Durante mayo pasado la producción de vehículos pesados en el país registró una caída de 1.9% con relación al mismo mes del año anterior, en una cadenita que se ha venido estirando a lo largo del año. En el acumulado el descenso alcanza 14.9%.

La suma total de nuevos vehículos en el lapso es de 55 mil 468, de los cuales 51 mil 403 son de carga.

A su vez, la producción de tractocamiones quinta rueda alcanzó sólo 27 mil 206 unidades, frente a las 37 mil 482 de enero a mayo del 2016. El descenso es de 27.4%.

Aunque se exportaron 8 mil 902 vehículos durante mayo, la cifra refleja una caída de 7.3%.

Rechaza Concanaco. Solicitado por la disidencia encabezada por Juan Carlos Pérez Góngora a la Secretaría de Economía que la asamblea general ordinaria de la Concanaco se realice en los primeros días de agosto, el organismo rechazó la posibilidad ante el temor de caer en desacato.

Según ello, se reclamaría por escrito la autorización por parte del juez décimo de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, quien dictó una suspensión de cara a un amparo solicitado por el propio Pérez Góngora.

Éste sostiene, sin embargo, que el paréntesis se refiera sólo a la posibilidad de que la asamblea tenga carácter de electiva.

En el jaloneo la cúpula mercantil sostiene que el ex presidente de la Canaco de Monterrey no tiene personalidad jurídica para determinar fechas de asamblea.

Crece Fibra Uno. Durante el primer trimestre del año la firma financiera dedicada a la adquisición, operación y desarrollo de inmuebles encabezada por Andre El-Mann vendió el llamado Fashion Mall Tuxtla Gutiérrez, concentrándose en el proyecto Mitikah, una torre residencial y de oficinas que hasta hoy lleva vendido el 30%.

Fibra Uno tiene en paralelo siete proyectos en desarrollo que representan más de 452 mil metros cuadrados en área bruta rentable.

El fondo de operación inició su actividad en marzo de 2011.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios