Reparto de migajas

Alberto Barranco

Alguna vez escribió Juan Rulfo que la miseria repartida entre muchos toca a menos. Bajo ese prisma, quizá, los diputados inician hoy la tarea de reasignar 51 mil millones de pesos extraídos a tirones y jalones, frente a un abanico de 7 mil 366 solicitudes en la mesa, cuyo reclamo implicaría 735 mil 413 millones más

La presión apunta a votar el dictamen de la Ley de Egresos para el año próximo este mismo día, para llevarlo al pleno el viernes, por más que el plazo fatal vence el 15 de noviembre.

Como usted sabe, en la magia del lápiz y la comodidad del escritorio, los legisladores ajustaron las variables de los Criterios Generales de Política Económica para “jalar” artificialmente 17 mil 364.9 millones de pesos.

El resto, 34 mil 10.39 millones, se extrajo con un aumento del cobro de derechos y otros ingresos extraordinarios, vía endurecer la fiscalización. El problema, de entrada, es que los legisladores pretenden que el primer renglón, estirada la producción petrolera e incrementado el promedio previsto para la paridad peso-dólar, se destine a su propia causa.

Estamos hablando de prorratear los recursos entre los 500 diputados para utilizarlos en forma discrecional para gestionar obras en sus distritos.

El dinero, como se ha denunciado profusamente, sólo ha servido para engordar la corrupción vía componendas con autoridades locales y contratistas a modo.

Aunque el recorte planteado por la Secretaría de Hacienda no respetó prioridades ni oportunidades, éste no tocó al Poder Legislativo y al Judicial, dada la carencia de facultades de la dependencia.

La posibilidad de que el sacrificio realmente fuera parejo la soslayó el Congreso.

El énfasis del reparto planteado por Hacienda, tras el fallido experimento del año pasado de “base cero”, se coloca en el pago del servicio de la colosal deuda, y atenuar los formidables boquetes en materia de reservas para atender pensiones y jubilaciones de los servidores públicos. En este caso el incremento en la partida respecto al año pasado es de 14 por ciento.

Como usted sabe el presupuesto para desarrollo económico, es decir campo, turismo y comunicaciones, se redujo en 9.2%.

En materia de salud no sólo se bajó el monto en 12.6%, sino se redujeron de 52 a 27 los programas específicos.

En educación el recorte fue de 4.5%, con la novedad de que en el caso de los rubros que apuntan a instrumentar la reforma educativa la poda fue de 36.2%.

En contraste, las participaciones por entidades federativas se incrementarán en 5.3%, en tanto las aportaciones crecerán 2.2.

Llama la atención, además, que se le asignen 17 mil millones de pesos a la construcción del tren interurbano México-Toluca, y sólo si le reasignan, en las discusiones previas, 9 mil 500 millones a la Ciudad de México.

Aunque la posibilidad de gasto alcanza cuatro billones 837 mil 512.3 millones de pesos, equivalentes al 28% del Producto Interno Bruto, el monto representa una disminución en términos reales respecto al año en curso de 1.7%. De ahí los recortes por 164 mil 72 millones.

Al margen de los malabares que pudieran realizarse para reasignar hacia prioridades los 34 mil millones de pesos disponibles, es evidente que será un reparto de migajas.

De acuerdo al Centro de Investigación Económica y Presupuestaría, el presupuesto para el 2017 apunta a preservar la desigualdad y frenar el desarrollo económico.

Otro año perdido.

Balance general. Mientras se desahoga el procedimiento abierto por la Comisión Federal de Competencia sobre la presunta compra simulada por parte de Nacional de Drogas de la mitad del capital de la distribuidora de medicinas Marzam, el presidente de la primera, Pablo Escandón Cusi, trata de recomponer su imagen. En los próximos días va a recibir una distinción académica en un escenario en que se espera una gran afluencia de empresarios. Las invitaciones se están girando.

El también presidente de la Fundación Mexicana para la Salud anticipará su salida del cargo en diciembre, en cuyo caso ya se publicó la convocatoria para asamblea general extraordinaria.

Como se sabe, la Cofece incluyó el tema en una investigación integral del sector farmacéutico en la presunción de colusiones entre fabricantes y distribuidores y entre éstos entre sí, lo que incide en que el índice de precios de los productos salta muy por encima del promedio inflacionario.

Nacional de Drogas es el principal distribuidor del país a nivel privado.

La presunción es que con Marzam, que en la megalicitación para compra consolidada de medicamentos del sector salud se llevó el año pasado el 5% de los contratos, entraría de lleno como proveedor del sector público.

Hora cero. Aplazada una y otra vez la posibilidad de incrementar el salario mínimo a un escenario menos asfixiante, por más que se tendió previamente la alfombra legal para evitar un efecto en cascada, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos está convocando a los sectores a iniciar la discusión. La esperanza de justicia, empero, es mínima, dado el tradicional voto conjunto de los representantes gubernamentales y empresariales.

El nivel actual es de 73 pesos diarios.

La paradoja del caso es que el presidente de la Comisión, cuyo cargo lo mantiene desde hace 25 años, gana 4 mil 100 pesos diarios.

La instancia tiene un presupuesto anual de 32 millones, de los cuales 72% se destina a pago de nómina y honorarios.

Club de Roma. Reputado como la máxima autoridad en materia de análisis de perspectiva, el Club de Roma sesionará a partir de mañana en Berlín, Alemania, con el tema “El Calentamiento Global, la Migración y el Desarrollo Sustentable”.

Entre los temas concretos a debatir está “Un mundo sin hambre es posible”, cuya ponencia la planteará el ministro alemán de Cooperación Económica y Desarrollo, Gerd Müller.

Otro de los temas será la relación entre economía y sustentabilidad.

Al evento acuden por parte de México el premio Nobel de Química, Mario Molina; el exrector de la UNAM, José Sarukhán Kermez; el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Prudencio López, y el ex presidente de Concamin, Ernesto Rubio Del Cueto, quien acaba de incorporarse como socio.

Gol de Aeromexico. Quien acaba de firmar un acuerdo de código compartido, es decir posibilidad de pasaje indistinto, es Aeroméxico con la línea aérea brasileña Gol.

La alternativa plantea conexiones desde Sao Paolo a 13 ciudades del gigante sudamericano, entre ellas Brasilia, RÍo de Janeiro, Santos Dumont, Porto Alegre y Recife.

La empresa mexicana ofrece siete vuelos directos semanales de la Ciudad de México a Sao Paolo.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios