Coparmex contestataria

Alberto Barranco

El arribo de Gustavo De Hoyos Walther, de profesión abogado y de cepa bajacaliforniana, a la presidencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana ha revivido al organismo como punta de lanza, ariete pues, para colocar los puntos sobre las íes sobre las acciones o inacciones del gobierno

Lo que en los círculos de la alta dirección de los conglomerados se critica en susurros, el sindicato patronal le pone altavoces, colocándose en función de muro de lamentaciones.

Mientras la cautela del resto de los organismos de representación empresarial hablaba de firmar un pacto con el gobierno, al estilo de los inaugurados en la agonía del sexenio del presidente Miguel De la Madrid, para pugnar por un cambio de estrategia en el combate a la delincuencia, la Coparmex tomó el toro por los cuernos.

Cobijado por los presidentes de algunos de los Centros Patronales del país, De Hoyos Walther fue directo al grano: Queremos a Gobernación fuera de la rectoría para hacer frente a la inseguridad.

La propuesta hablaba de la creación de una secretaria del ramo, es decir reversa frente a la desaparición de la de Seguridad Publica.

Las entrelíneas hablan de un coctel en que se combina la acción de la fuerza pública con la cautela política.

En esa misma ruta la Coparmex primero planteó una demanda bajo cargos de inacción del gobierno frente a los daños provocados a la propiedad privada al fragor de la disidencia magisterial, de cuyo destino, por cierto, nadie sabe/nadie supo, y luego se convirtió en promotora para ponerle números.

Hace dos meses abogados del sindicato patronal recorrían corporativos, empresas de transporte de carga y pasajeros, armadoras de automóviles, autoservicios, tiendas departamentales, para integrar la colosal factura.

La intención apunta a una demanda colectiva bajo el cargo de incumplimiento gubernamental al mandato constitucional de proteger la propiedad.

¿Se acuerda usted del insólito plantón patronal en el Ángel de la Independencia, casimires, mancuernillas, corbatas, olor a loción y lentes para el sol, levantando el puño en protesta por el mismo episodio de cierre de carreteras cerco a plazas comerciales y saqueos?

Si bien en los tribunales existen 7 mil demandas de amparo contra una reforma a la Ley del Impuesto sobre la Renta, colocada en el escenario de la reforma fiscal, que acota del 100 al 53% la deducción en materia de gasto en prestaciones sociales a los trabajadores, la Coparmex asumió la bandera.

Aunque la Suprema Corte ya resolvió en términos generales el asunto, declarando valida la medida hacendaria, falta aún el análisis en bloque de los amparos de cara a la profundidad del marco social.

Aún así, el sindicato patronal cabildea con el Congreso para que en el caso de un nuevo revés de la Corte se regrese al escenario vía un nuevo cambio en la legislación.

Satanizada durante los sexenios de Luis Echeverría y José López Portillo al involucrarla en campañas contra los libros de texto gratuitos y aún conspiraciones contra el supremo gobierno, la Coparmex había perdido gas como el organismo patronal más combativo o contestatario.

La conciencia del empresariado le decían.

Preocupada la mayor parte de la dirigencia empresarial en no perder lugar en el avión presidencial; en buscar alianzas para futuras posiciones políticas, o aprovechar el picaporte para amarrar contratos de proveeduría, el roll actual de la Coparmex representa oxígeno.

¡Ese puño sí se ve!

Balance general. Conforme aparecen más informaciones sobre el caso, se clarifica con más nitidez que Cementos Mexicanos fue llevada a un espeso pantano en su interés por ampliar su acción en Colombia.

La trama habla de un fraude, pero también de episodios oscuros que tocan asesinatos, lavado de dinero, evasión fiscal…

Uno de los socios de la empresa que en el papel le vendió un terreno de 409 hectáreas con una mina de caliza al calce, José Aldemar Moncada, fue asesinado hace unos meses. Semanas después le tocó el turno a su hermana Luz Mery Moncada.

El empresario había sido acusado de defraudación fiscal.El contacto hacia la cementera mexicana fue Eugenio Correa, quien aparentemente, con intermediación de la actriz Monserrat Oliver, logró interesar a Cemex vía Francisco Garza, algo así como el director de relaciones institucionales de cara a gobiernos latinoamericanos.

Tras una auditoría interna realizada por la firma mexicana, renunció su presidente para América Latina, Carlos Jacks y se renunció al vicepresidente de planeación de la filial colombiana, Édgar Ramírez, y al director jurídico, Camilo González.

Tabaco y refrescos. En el intento de ensanchar la cobija, al interior del Congreso se está intensificando la posibilidad de medidas recaudatorias de cara al tabaco y las bebidas carbonatadas. En el primer caso se plantea incrementar nueve centavos al gravamen aplicable a cigarros y productos derivados del tabaco, lo que según el cálculo de los promotores le daría al fisco un ingreso adicional de 3 mil millones de pesos.

Actualmente el tributo es de 35 centavos.

La intención es destinar los recursos a la Secretaría de Salud para atenuar el recorte, por más que la etiqueta hablaría de atender enfermedades asociadas al consumo.

A su vez, se plantea elevar de uno a 2.50 pesos el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios aplicable por litro de refrescos.

La propuesta original, avalada por el PRD, hablaba de duplicar el tributo.

Trapitos al sol. La salida de Javier Duarte del gobierno de Veracruz encendió los focos rojos de empresas proveedoras en reclamo de facturas en larga mora, quienes están planteando ahora sus requerimientos por la vía judicial.

Una de ellas es Intermercado, firma que pactó con el gobierno la posibilidad de otorgar créditos a los servidores públicos para compra de muebles y aparatos domésticos. Los abonos se descontarían de la nómina.

El caso es que el descuento se hizo, pero el dinero no llegó a la firma. El reclamo habla de 130 millones de pesos.

La primera querella ante la Fiscalía Anticorrupción involucra al Oficial Mayor de la Secretaría de Educación por omisión de pagos de 60 millones de pesos.

Día de la Normalización. El pasado viernes se celebró a nivel internacional el Día de la Normalización, a cuyo escenario México llegó hace 50 años vía el Sistema Mexicano de Metrología, Normalización y Evaluación de la Conformidad. Actualmente hay 740 Normas Oficiales Mexicanas y 5 mil 600 Normas Mexicanas para garantizar la calidad de productos y servicios. En el marco nació la Entidad Mexicana de Acreditación que encabeza hoy José de Jesús Cabrera, cuya tarea es certificar a las instancias que a su vez verifican el cumplimiento cabal de las normas.

GIS no. El Grupo Industrial Saltillo señala que no está en la lista de empresas que han presentado demandas contra la empresa de software Oracle Corporation.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios