Guerra a transgénicos

Alberto Barranco

A su arribo a las instalaciones del Consejo Nacional Agropecuario, su vicepresidente, Mario Valdés Berlanga, fue detenido por la recepcionista:-Señor, le llegó un paquete. El remitente era el aún rector de la UNAM, José Narro Robles, lo que despertó la curiosidad de la asistente del directivo: -Ábralo, ingeniero…

Tres segundos después, explosión al calce, la mujer tenía una serie de heridas en el rostro, presumiblemente impactos de balines, en tanto Valdés yacía en el suelo con tres costillas rotas.

La escena la atestiguaba un segundo acompañante, Rubén Chávez Villagrán, quien resultó ileso.

El atentado, mantenido en el sigilo durante varias semanas, involucraba a Narro en el común denominador de ser paisano de la víctima. Ambos nacieron en Torreón. No había pues, rendija a la sospecha.

Días después llegaría un paquete similar a las oficinas de la Alianza Protransgénicos, en este caso colocándose como remitente al aún director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Entregado éste a la policía, se descubrió que también tenía un dispositivo casero para estallar a su apertura.

El golpe fallido lo “reivindico” un grupo anarquista.

El organismo integrado hace dos años por 45 organizaciones, entre ellas el propio Consejo Nacional Agropecuario, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, AgroBio, y la Asociación Mexicana de Lecheros, lo preside, justo, Rubén Chávez Villagrán, fungiendo como vicepresidente Mario Valdés Berlanga.

El blanco, pues, estaba claro.

Y aunque sería irresponsable ubicar una conexión con las organizaciones que se oponen a la siembra de transgénicos en el país, la provocación es indicativa del rio revuelto, en un escenario en que el gobierno, por cautela política, se mantiene neutral, pese a que la Secretaria de Agricultura y la del Medio Ambiente y Recursos Naturales han dado permisos para el cultivo.

Objetados éstos por grupos ciudadanos hace tres años, lograron una suspensión definitiva en un juicio de amparo, que fue derribada en septiembre del año pasado por el juez 12 de lo Civil, la resolución fue impugnada por las asociaciones civiles opositoras, elevándose el caso a un tribunal unitario, cuya resolución se espera en los próximos días.

Argumentada la oposición a la siembra de transgénicos con razones médicas y nacionalistas, es decir la posibilidad de daño a la salud de los consumidores, y el que se pierda en las mezclas el genoma del maíz nacional, según el juez que decretó la suspensión no existen bases científicas para sostener las objeciones.

Del otro lado de la moneda, AgroBio, en el que caben empresas como Monsanto, Syngenta, Agrobience, Pioneer y Bayer, sostiene que bajo el marco de los transgénicos se anula el uso de fertilizantes y se multiplica la producción.

Desde hace 20 años se producen transgénicos en países como Argentina, Brasil y Sudáfrica.

Hace unas semanas, al escándalo por el incremento en el precio de la tortilla, los productores argumentaban que la materia prima se importa, por tanto le pega la paridad peso-dólar, lo que negó el gobierno.

Lo cierto, sin embargo, es que la tercera parte del consumo nacional viene del exterior. El año pasado Estados Unidos facturó 2 mil 700 millones de dólares.

La manzana de la discordia que se pelea en tribunales son 132 permisos experimentales para siembra de 132 productos transgénicos, entre ellos maíz, soya y canola.

El siguiente paso sería permitir su comercialización.

El caso, decíamos, es que en el fragor de una disputa que coloca en entredicho la salud y desde otro ángulo la soberanía alimentaria, el gobierno no ha sido contundente. Va o no va.

Por lo pronto la fabricante de Sopas Camp- bells ya colocó en sus latas una advertencia de que el producto puede tener transgénicos.

Balance general. A contrapelo de la colosal deuda que arrastra, en cuyo marco las calificadoras han advertido que se podía lesionar la calidad crediticia para la deuda soberana del país, Petróleos Mexicanos emitió ayer dos emisiones de bonos pactadas en euros, por un total de 2 mil 250 millones.

Estamos hablando de más de 40 mil millones de pesos, equivalentes al 40 por ciento del recorte.

Uno de los papeles, por un total de mil 350 millones de pesos, se emitió a tres años, en otro tendrá un plazo de redención de siete.

Este fue por 900 millones.

En paralelo, la empresa productiva de Estado se comprometió con un préstamo sindicado de los bancos de desarrollo Nacional Financiera, Banobras y Bancomext, por 20 mil millones de pesos.

Nuestro problema, dijo el director general, José Antonio González Anaya, es de liquidez no de solvencia.

Se aferra Kia. Anunciada por el secretario de Desarrollo Económico de Nuevo León, Fernando Turner, la modificación del convenio pactado con el anterior gobierno de la entidad con la empresa coreana Kia Motors, en cuyo marco se insertaban una serie de “incentivos” para instalar una planta en el poblado de Pesquería, la firma negó algún acuerdo.

Según ello lo que se negoció fue el añadir un adendum al documento para clarificar los apoyos.

Ninguno de ellos podría recortarse.

Como usted sabe, el arreglo para amarrar la inversión que apuntaba a Guanajuato o Querétaro, incluyó la donación del terreno y el acondicionado de éste; la institución de un entronque hacia el ferrocarril, la instalación eléctrica y el drenaje.

La compañía insiste en que cualquier alteración provocaría una demanda de arbitraje internacional.

Sillas a modo. La firma especializada en innovación y diseño de mobiliario para oficinas Herman Miller logró el año pasado un espectacular crecimiento de 23.4%, facturando 815 millones de pesos.

Parte del éxito de la empresa estadounidense establecida en el país lo constituye el diseño de sillas que se amoldan a la forma del cuerpo y facilitan libertad en movimiento.

Sube inflación. De acuerdo al Índice de Precios Metropolitana de Consultores Internacionales, durante febrero pasado el promedio ponderado de precios creció 0.45%, alcanzándose una tasa anualizada en el Valle de México de 3.09.

Los costos al público con mayor incremento se dieron en limón, con 42.48%; naranja, 27.91; aguacate, 22.01; mango, 19.30 y plátano tabasco, 15.08.

Del otro lado de la moneda se redujo 11.12% el precio del tomate rojo; 10.42 el de los chicharos; 6.88 el de transporte aéreo; 6.64 el del tomate verde, y 6.16 el del chocolate, ya en tabletas o en polvo.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios