Trabajadores de México, los nuevos protagonistas en el financiamiento del país

Tonatiuh Rodríguez

El pasado 23 y 24 de agosto se llevó a cabo la Primera Convención Nacional de Afores, en la cual se analizaron aspectos clave para la construcción de mejores pensiones. En el marco de los temas de inversiones, tuve el privilegio de moderar el panel titulado Inversiones en Infraestructura en el que participaron el Dr. Alberto Torres García Jefe de la Unidad de Crédito Público, el Dr. José Antonio González Anaya Director General de Petróleos Mexicanos y el Sr. Michael Sabia Presidente y Director General de la Caisse de dépôt et placement du Québec (Caja de Quebec).

La necesidad de incluir un panel con esta temática, revela algo que ha venido sucediendo de manera silenciosa pero que cada vez es más evidente: Los trabajadores de México, a través de su ahorro para el retiro, se están convirtiendo en los inversionistas locales más importantes en el financiamiento al desarrollo del país.

La aseveración anterior se entiende si se le analiza el tamaño alcanzado por los fondos de pensiones. Al cierre de julio, el ahorro para el retiro sumó casi 2.7 billones de pesos, cifra que equivale al 15% del PIB. De estos recursos, la inversión en activos destinados al financiamiento de empresa y proyectos en México sumó 874 mil millones, lo que significa que 33 pesos de cada cien ahorrados en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), respaldan la actividad productiva del sector privado.

Hoy los trabajadores de México a través de su ahorro, impulsen la construcción y operación de carreteras, plantas de tratamiento de agua, hospitales, torres de comunicación, plantas hidroeléctricas y varios proyectos más, todos ellos indispensables para el desarrollo del país.

No obstante los avances en materia de diversificación del ahorro, se reconoce que la dinámica de crecimiento de los fondos requerirá de mayores esfuerzos para permitir que la diversificación de las inversiones se sostenga y profundice. Pero, ¿Cuáles son las condiciones que se requieren para que esto se dé? En este sentido el panel sobre Inversiones en Infraestructura nos brindó respuestas:

1. Es importante tener y sostener un marco institucional promotor de la inversión. México ha impulsado tres importantes componentes promotores de la inversión: 1) Estabilidad económica como un activo indispensable para el crecimiento del ahorro y el desarrollo del mercado de capitales y de crédito, 2) la apertura de nuevos sectores a la inversión privada bajo la lógica de mercados competitivos y 3) la generación de nuevos vehículos de inversión que permiten condiciones de eficiencia y certeza tales como los Cerpis y la Fibra E.

2. Se requiere que los mercados tengan la capacidad de generar activos de inversión. Actualmente se percibe una orientación del mercado a crear estructuras con actores especializados: desarrolladores, operadores de infraestructura y socios financieros. Esta organización, permitirá a las afores participar como socios financieros de estructuras en las que se administran activos existentes, pero también en plataformas para el desarrollo de proyectos.

3. Se requiere de inversionistas con solidas capacidades de análisis, seguimiento y gobierno corporativo de las inversiones. Las afores han realizado importantes inversiones en capital humano, sistemas de información y análisis, fortaleciendo la gestión de portafolios. Asimismo han consolidado asociaciones con diversos tipos de inversionistas, la más notable con la Caja de Quebec, a través del cual se realizarán inversiones en activos en México durante los siguientes 50 años. Esta asociación aporta a las afores las prácticas y capacidades de un socio internacional y la Caja de Quebec obtiene de sus socios en México conocimiento sobre el mercado local y la posibilidad de acceder de forma más eficaz a las oportunidades de inversión.

Una condición indispensable para el éxito de cualquier sistema de pensiones es la inversión rentable del ahorro. Las reformas promotoras de la inversión efectuadas en los años recientes, representan una clara oportunidad de inversión para el SAR. De aprovecharse, México estará consolidando un vínculo en el que los trabajadores serán protagonistas del financiamiento al desarrollo del país y, por supuesto, serán también los primeros beneficiarios del proceso de generación de riqueza.

Director general de Afore XXI Banorte

Twitter: @tonatiuhxxi

Guardando favorito...

Comentarios