Innovación, una respuesta al sector manufacturero

Mario Hernández

El sector manufacturero en México seguirá siendo altamente presionado por tendencias económicas y políticas mundiales y la necesidad de ser competitivo seguirá siendo prioridad

Ante los acontecimientos globales que han generado un alto grado de incertidumbre y volatilidad en cuanto a la posición del país en la nueva realidad internacional y su impacto en la economía nacional, la decisiones en el sector manufacturero deben ser cada vez más rápidas.

De acuerdo con la encuesta Perspectivas de Alta Dirección en México 2017, realizada por KPMG que recopila la perspectiva de 868 directivos que se desenvuelven en empresas de diversos giros, entre ellos la manufactura; señala que más de 90% de los directivos esperan que durante 2017 la economía del país sea peor o igual que en años anteriores y en donde prácticamente la mitad de los ejecutivos encuestados esperan que sea peor. Es decir, se está reconociendo el posible impacto económico que las decisiones que se tomen en Estados Unidos pueden tener en nuestro país.

 

Independientemente de lo que suceda en Estados Unidos, también es evidente que las empresas manufactureras continuarán en su esfuerzo por ser más eficientes y poder solventar los cambios que se generen en el entorno mundial. Después de varios años de estar enfocados de manera importante en el control de costos de operación y en la visibilidad de sus cadenas de suministro, buscando la mayor flexibilidad y control sobre la misma, ahora parece que el objetivo más importante es la inversión en tecnología e innovación.

El mundo y los deseos de los consumidores están cambiando muy rápidamente, en gran medida influenciados por la tecnología y la innovación; ante ello, las empresas de la industria manufacturera no son de ninguna manera inmunes o indiferentes ante este cambio. Sus procesos y productos tienen que adaptarse a gran velocidad para estar en posibilidad de seguir creciendo o mantener sus lugares competitivos.

Los cambios que antes tomaban años en ser desarrollados e implementados ahora llevan mucho menos tiempo, por lo cual las decisiones tienen que ser tomadas, desarrolladas e implementadas en el menor lapso posible para tener la capacidad de mantenerse al ritmo que demandan los consumidores. Poco a poco, el mundo de la tecnología, la innovación y la manufactura serán uno solo.

Sin duda alguna el sector manufacturero en México seguirá siendo altamente presionado por tendencias económicas y políticas mundiales y la necesidad de ser competitivo seguirá siendo una prioridad. Hoy la toma de decisiones tiene que ser en el menor lapso posible para tener la capacidad de mantenerse al ritmo que demandan los consumidores globales. Poco a poco vemos como la tecnología, la innovación y el sector se vuelven uno mismo.

Socio Líder del segmento IMMEX de KPMG en México
[email protected]

Guardando favorito...

Comentarios