Se encuentra usted aquí

El mercado de la ‘cannabis’

Al regularizar la marihuana los grupos criminales son neutralizados, pues quedan despojados de su mercado y por ende de sus ingresos
09/12/2015
02:15
-A +A

Una de las discusiones actuales entorno a los mercados, es la legalización del Cannabis o Marihuana, la cual no es considerada una droga fuerte, pero si prohibida en México desde el año de 1920, aunque la violencia de represión contra pequeñas dosis de consumo se ha atenuado autorizándose desde el año 2009 la posibilidad de consumir 5 gramos al día. De acuerdo a estudios realizados por la OEA y la ONU el mercado de esta droga alcanza a nivel mundial montos por 140 mil millones de USD, constituyendo los Estados Unidos el 42.9% del total del mercado.

Los estudios realizados por estos organismo internacionales revelan que este mercado posee una demanda inelástica calculada en 50 por ciento, es decir que a pesar de las variaciones que pueda poseer una unidad de su precio las variaciones en la cantidad demanda es menos que proporcional y como producto comercializable en algunas zonas geográficas ya se ha legalizado con fines medicinales y en otras zonas se ha legalizado con fines medicinales y de entretenimiento. Concretamente estas dos situaciones se dan entre diferentes Estados de USA.

Las discusiones en torno a la despenalización de la producción y el consumo de la marihuana contienen opiniones diversas desde diferentes ángulos de la ciencia. Para los liberales la despenalización es un acto necesario, para los conservadores es un acto impuro que atenta negativamente con posiciones ético-morales, psicológicas, legales, médicas y económicas, a pesar de que no existe ninguna evidencia que la promueva como una droga que produce daños mayores al alcohol y al cigarro. Estas opiniones divergentes se han puesto a la vista en México, a raíz del amparo otorgado por la SCJN a cuatro persones para el cultivo de marihuana para consumo personal y que cuestionan y evidencia la inconstitucionalidad de determinadas normas que habían sido establecidas por la Secretaria de Salud.

Desde una posición liberal es contradictorio considerar un consumo diario de 5 gramos de cannabis y no reconocer su producción y venta. Por el contrario se perpetúa un mercado ilegal, que estimula la corrupción y el tráfico de influencias. Estudios sobre el comportamiento las organizaciones de narcotráfico en México establecen que el número de empleados por plaza es de 61 hasta cerca de 600, y el número de individuos que reciben sobornos varía desde 109 hasta cerca de 1.000. El 70% de los fondos de operación de las plazas, se utilizan para el pago de salarios, sobornos y otros gastos asignados a equipo para elaborar las drogas, armas, etc. El componente extranjero constituye el 65% de los fondos de operación, y presumiblemente consiste en las ganancias obtenidas por las organizaciones de narcotraficantes a través de la venta de drogas en el exterior.

Las experiencias extranjeras donde se ha realizado la despenalización han mostrado, disminución de personas detenidas por su posesión, los recursos se han destinado a determinar otros tipos de drogas que requieren de importantes controles por el sistema de salud, el número de personas que aceptan la despenalización ha aumentado y su legalización ha tenido un efecto menor sobre los adolescentes algo contrario a los que hasta este momento han sostenido los conservadores.

Sin embargo el principal logro de su despenalización es su incidencia positiva en la seguridad, todo tipo de prohibición de una sustancia, ante la cual existe una demanda, detona el surgimiento de grupos criminales que responderán a ella sin importar los costos que conlleve la actividad. Básicamente se trata de una dinámica esencial de los sistemas económicos: en donde quiera que haya una demanda, se gestará un mecanismo para satisfacerla, así de fácil. Al regularizar el mercado de la marihuana, reglamentándolo de acuerdo a criterios similares que los que se emplean para el alcohol, entonces estos grupos criminales son automáticamente neutralizados, pues quedan despojados de su mercado y por ende de los ingresos que les permiten operar.

Profesor del Dpto. de Estudios Empresariales

Universidad Iberoamericana

[email protected]

Profesor del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.