Suscríbete

Por una mayor cultura de protección de datos personales

Ximena Puente de la Mora

En su origen, la protección de datos personales fue prevista como una limitante al derecho de acceso a la información dentro de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública publicada en 2002

En su origen, la protección de datos personales fue prevista como una limitante al derecho de acceso a la información dentro de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública publicada en 2002. Sin embargo, desde el propio dictamen de dicha ley se previó que, por su importancia, este derecho debería ser sujeto de un marco normativo independiente.

Posteriormente, en 2007, la inclusión de la protección de datos personales dentro del texto constitucional sentó las bases para el fortalecimiento de este derecho; que, gracias a la reforma al artículo 16 constitucional realizada en 2009, se convertiría en uno que sería reforzado por la incorporación expresa de los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) y la posibilidad de que los mexicanos decidan libre e informadamente quién trata su información, los fines para los que ésta puede ser utilizada o con quién puede compartirse.

No obstante, la existencia de este marco normativo no ha sido suficiente para promover entre la ciudadanía la protección de su privacidad; tal como lo demuestra que, de acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Protección de Datos Personales 2012 impulsada por el INAI, 53% de las personas encuestadas reportan que les preocupa poco o nada lo que suceda con sus datos personales.

En este contexto y en nuestra calidad de máximo organismo garante de este derecho en el país, en el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales hemos puesto manos a la obra para impulsar iniciativas para consolidar una cultura de protección de datos personales.

Ejemplo de ello es que respecto al ejercicio de este derecho en el sector público, durante 2014 recibimos y atendimos 29 mil 191 solicitudes de acceso y corrección de datos personales; así como que respecto a la tutela de este derecho en el sector privado, durante el mismo período, desahogamos 131 solicitudes de protección de derechos, atendimos 30 expedientes por el procedimiento de imposición de sanciones; e impusimos multas por un total de 42.5 millones de pesos.

Asimismo, pusimos especial atención en promover la protección de datos personales entre particulares a través de acciones de difusión como el Concurso de Cárteles de Avisos de Privacidad para personas migrantes.

Pese a estas acciones, el creciente uso de tecnologías de la información, la intensa interconexión y el intercambio de información que caracterizan las comunicaciones de hoy en día, implican importantes riesgos a la privacidad que demandan redoblar esfuerzos para concientizar a la población.

En este sentido, resulta fundamental avanzar en la consolidación de una cultura de protección de datos personales que incluya programas de sensibilización de niños, jóvenes y adultos respecto a la importancia de proteger el uso de nuestros datos personales en todos los ámbitos de la vida diaria; así como en campañas abiertas que contribuyan a educar, desde la escuela y el hogar, sobre la importancia de resguardar en todo momento nuestro derecho a la privacidad.

Por todo esto, en el INAI refrendamos nuestro compromiso de impulsar y promover las acciones necesarias para fortalecer el derecho de protección de datos personales de las y los mexicanos.

Pero, sobre todo, para trabajar de manera respetuosa con el Poder Legislativo para impulsar la aprobación de una Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de los Sujetos Obligados que nos permita contar con un marco jurídico uniforme y robusto que fortalezca y dé continuidad al proceso evolutivo del derecho a la protección de datos personales en nuestro país.

Comisionada presidente del INAI.

@XimenaPuente.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios