Se encuentra usted aquí

SNA, razones y alcances (III)

Tengo la certeza de que las leyes generales permitirán que el Sistema Nacional Anticorrupción obtenga los resultados que esperamos
19/06/2015
01:22
-A +A

Continuando con el análisis del contenido y alcances de las diversas disposiciones de nuestra Carta Magna en materia de combate a la corrupción, en específico lo que respecta al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), será importante para todos, en su oportunidad, conocer las leyes generales que deberán aprobarse por nuestro Congreso en el plazo de un año, como lo precisa el artículo segundo transitorio de la mencionada reforma. Sin duda, existe mucho trabajo por hacer, lo hemos señalado, la lucha contra este flagelo es una tarea nacional ineludible que demanda voluntad, convicción e identidad de principios, valores y desde luego, el ejercicio conjunto del Estado y la sociedad para erradicarlo.

Las soluciones demandan acciones de carácter integral, es necesario trabajar en áreas estratégicas que permitan prevenir, controlar, supervisar, evaluar y sancionar las conductas irregulares o ilícitas. Estas soluciones deben consistir principalmente en crear en el ánimo de la opinión pública la confianza de que se tienen los controles legales, los instrumentos y la decisión impostergable de combatir este mal que nos atañe y tanto nos daña como nación.

Tenemos que destacar que el Sistema Nacional Anticorrupción compromete y obliga a la totalidad de la sociedad, hemos insistido en que los ciudadanos hacemos exigible que México sea una nación que merece desarrollo, progreso y anhela gozar de sus plenas libertades, tiene que ser un lugar donde la ley sea el marco de referencia de todos los actos. De esta forma, el Comité de Participación Ciudadana del Sistema, el que deberá integrarse por cinco ciudadanos destacados por su contribución a la transparencia, la rendición de cuentas o el combate a la corrupción; garantizarán el compromiso de todos en el apego a la legalidad. En este contexto, juntos, las instituciones de Estado y la sociedad mexicana, sumaremos esfuerzos para combatir de manera decidida la deshonestidad y abuso; debemos sumar esfuerzos para crear una cultura ética pública y social capaz de combatir y remover eficazmente este lastre para nuestro país. En este proceso social de ambos, aplaudimos que los actores fundamentales, Estado y sociedad civil organizada, participen para lograr la erradicación de la corrupción y la impunidad.

Tengo la certeza de que las leyes generales a desarrollarse permitirán que el Sistema obtenga los resultados que todos esperamos, es indispensable que cada servidor público y los ciudadanos tomemos conciencia de lo que representa esta gran oportunidad. Apreciar en todo lo que vale, la confianza que la sociedad deposita en cada servidor público y consecuentemente vivir con rectitud, proceder con legalidad tanto en el ámbito personal como profesional. Debemos seguir participando como actores centrales del ejercicio de un buen gobierno y superar el reto que significa poner fin a este flagelo.

Ex procurador general de la República

Egresado del Heroico Colegio Militar, es General de División, Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México, especialista en Finanzas Públicas, Alta Dirección, Derecho...

MÁS EN OPINIÓN