Suscríbete

Entre recortes y cirugías

María Elena Morera

Las noticias del presupuesto han sido contundentes respecto a que nuestras finanzas públicas no están en buenas condiciones y las cirugías de alto riesgo en el gabinete parecen decirnos a los ciudadanos que no tenemos otra opción más que esperar los recortes al gasto, que los partidos legislen su agenda y que aguantemos las ocurrencias en la designación de funcionarios.

En el tema de seguridad, el recorte es significativo y preocupante. La SHCP redujo 9 mil 278 mdp en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, lo que representa 15% menos recursos financieros en relación a 2016. Segob, Sedena, Semar y PGR tendrían recortes entre 3 y 13.8%. Esto en contraparte a la escalada de violencia que se ha registrado en diferentes partes del país, y cuando el mismo Presidente en días pasados reconoció el incremento del homicidio doloso y anunció el reforzamiento de la estrategia de prevención.

Particularmente, me llama la atención el Pronapred, que después de más de 9 mmdp erogados en 4 años, hoy le quitan el oxígeno, y lo que pareciera un ajuste es más una autocrítica gubernamental que reconoce pocos logros con gastos millonarios. Desde luego que la prevención es muy importante, pero los programas que no se basan en evidencia, el dispendio sin transparencia y sin rendición de cuentas, no eran el camino. Ya veremos ahora qué se hará para reconvertir la ruta de la prevención, sin dinero.

También destacan los 15 mil 900 mdp previstos para la PGR para transitar al Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Ojalá que haya transparencia en el ejercicio de estos recursos, ya que en el antecedente inmediato de la Setec, por denuncias de policías recibidas en Causa en Común, sabemos que se mal gastó mucho dinero en su preparación como primer respondiente.

Así, en medio de recortes y cirugías que alcanzaron al círculo rojo del Presidente, José Antonio Meade retoma la SHCP y, con su prestigio bien ganado, nos anuncia que está a favor de un Sistema de Identidad Único, un pendiente importante que exigimos desde la sociedad civil.

Mientras tanto, no podemos decir lo mismo del nombramiento de Luis Enrique Miranda, que hasta ahora no ha dado luz sobre el nuevo rumbo de la Sedesol y justo cuando pensamos que las cosas mejorarían con la renuncia de Tomás Zerón a la PGR por la desaseada investigación del caso Ayotzinapa, lo premian con otro puesto, acabando toda la sensibilidad gubernamental con las víctimas.

Además, en el Congreso se tienen pendientes diferentes reformas en materia de seguridad que no son menores. De entrada parece que se aprobará el Mando Mixto Policial. Esperamos que se apruebe con ajustes sobre quienes toman las decisiones, con controles democráticos, suficiencia presupuestal y mecanismos reales de rendición de cuentas, de lo contrario la reforma será una simulación más.

Otro de los temas que se perfila en la agenda es una Ley sobre el Uso de la Fuerza, la cual desde luego debe discutirse seriamente antes de su aprobación. Recordemos que muchos de los escándalos recientes tienen que ver con la falta de protocolos detallados, con la nula capacitación policial, e incluso con el desconocimiento social.

Asimismo, los partidos coinciden en incluir en la agenda el tema de la despenalización de la marihuana. Si bien las bancadas tienen posiciones diferentes, es un buen avance que coincidan en que el tema debe atenderse desde una perspectiva distinta, principalmente de salud.

Vienen días intensos, hay mucho que discutir y las decisiones tendrán que ser tomadas quirúrgicamente si de verdad se pretende que México salga adelante, desde luego sin más derroches financieros y con una mirada de largo plazo. ¡Los ciudadanos estamos hartos de ocurrencias!

Presidenta de Causa en Común.
@MaElenaMorera

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios