¿Por qué hoy no circulo?

Juan L. Kaye López

El gobierno debe poner en el centro de la discusión al ciudadano, de lo contrario la contaminación crecerá hasta niveles impensables

Esta pregunta que nos hacemos a diario millones de ciudadanos, ha tenido desde 1989, año en que se instrumentó esta medida “temporal” de un día sin auto en el entonces Distrito Federal, una respuesta siempre igual: “Los niveles de contaminación principalmente por presencia de ozono ponen en riesgo la salud de los habitantes de la ciudad”.

Pero, ¿qué ocasionó este fenómeno? Se nos dice que la preeminencia del uso casi adictivo del automóvil como medio de transporte, por lo que resulta indispensable para mejorar la movilidad y bajar los índices de contaminación el uso de medios alternativos.

Sin embargo, ¿qué no se nos dice a cerca de las causas de este fenómeno? Diversas razones:

1.—Dispersión del crecimiento urbano. Las pésimas políticas públicas en materia de vivienda, la alejó de los centros de trabajo y en lugar de impulsar esquemas de concentración y densificación, generó en los últimos 25 años un cambio drástico de patrones de viaje, predominando ahora, los viajes largos sobre los viajes cortos. Así se contabilizan alrededor de 4.2 millones de viajes por día y para el 2020 se calcula serán 5.6 millones de viajes intermetropolitanos (20% del total diario de viajes persona/día).

2.—Calidad de las gasolinas.

3.—Política ambiental fragmentada y parcializada. De carácter temporal y que en 1990 sacaba de la circulación 500 mil vehículos diariamente, se volvió permanente con resultados totalmente negativos.

4.—El parque vehicular de uso privado creció desproporcionadamente.

5.—Escasas opciones de movilidad. Impulsó aún más el uso intensivo del automóvil y favoreció el crecimiento de rutas a base de combis y microbuses en muy malas condiciones.

6.—naceptable la eficiencia y equidad del Transporte Público vs. Privado. Más del 90% de los vehículos que circulan en la ZMCM captan menos del 20% de la demanda de los viajes.

7.—Una estructura de movilidad desarticulada y muy ineficiente. Así nacieron los CETRAM (centros de transferencia modal) que construidos en sitios de alta saturación concentran una aguda problemática vial, urbanística y social.

8.—Parque vehicular descuidado. Preocupados, mas no ocupados en la solución de fondo, las autoridades de toda la ZMCM desatendieron los vehículos de los que son responsables directos: camiones recolectores de basura, ambulancias, camionetas de todo tipo, transporte publico.

9.—Una nula visión de política metropolitana. En los 27 años que tiene, “el programa temporal“, en lugar de desmotivar el uso del transporte privado con buenas opciones de transporte publico, se construyeron segundos pisos en vías primarias de largo itinerario en las que esta prohibida la circulación de transporte publico, con inversiones multimillonarias en obras de muy mala calidad.

La sociedad, normalmente ausente de la toma de decisiones relevantes que afectan directamente sus expectativas e intereses, merece saber con que criterios, con que planes, con que estudios las autoridades de la ZMCM toman tantas y tan absurdas medidas que por contradictorias, desarticuladas, parciales, sesgadas y costosas hacen que nuestra Ciudad y su zona Metropolitana o ya Megalopolitana sea cada día más parecida al infierno.

La política y los políticos tienen que coincidir con la sociedad, en que si no existe una planeacion integral e integradora entre los tres ordenes de gobierno que ponga en el centro de la discusión al ciudadano, relegado siempre a otro plano; el caos, la parálisis y la contaminación crecerán hasta niveles que no alcanzamos a imaginar.

Las autoridades administrativas de los tres ordenes de gobierno tienen que aceptar que no han entendido que sin planificación territorial, sin visión metropolitana, sin políticas publicas apoyados por especialistas en materia urbanística, las medidas que adoptan nos llevarán a una nueva medida temporal pero igualmente definitiva: Hoy no respiro.

Maestro en Arquitectura con especialidad en Urbanismo.
Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Urbanistas, AC.
[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios