Protección ambiental: puertos verdes

Guillermo Ruiz de Teresa

La labor de Ensenada en materia de sustentabilidad ambiental es amplia

Ea reciente crisis ambiental que sufrimos en el Valle de México debe servir como recordatorio permanente de lo real que es el deterioro del medio ambiente, y lo vital que es que todos, sociedad y gobierno, actuemos para protegerlo.

Por eso el presidente Peña Nieto ha instruido no sólo medidas para atender esta coyuntura capitalina, sino que ha impulsado como nunca antes una agenda ambiental integral y audaz, con una visión de largo plazo para asegurar la sustentabilidad y, sobre todo, la salud de los mexicanos en las próximas décadas.

En el contexto de la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático de París (COP 21), México se convirtió en la primera nación en desarrollo que se compromete a reducir 22% su emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y de Contaminantes Climáticos de Vida Corta para el año 2030.

En Puertos estamos contribuyendo a este esfuerzo con la iniciativa “Puerto Verde” que minimiza el impacto ambiental directamente atribuible a las operaciones portuarias, para contar con puertos ambientalmente sustentables.

En junio pasado, el puerto de Ensenada recibió la certificación Puerto Verde de la Organización Europea de Puertos Marítimos-Puestos Ecológicos (ESPO-ECOPORT) por sus medidas de “excelencia en la gestión ambiental y la sustentabilidad del puerto”. Hoy Ensenada es el primer puerto con este reconocimiento en México y el segundo en América Latina; y se integra a la prestigiosa Red Puertos Verdes, estando a la altura de Marsella, Hamburgo, Gotemburgo, Amberes o Long Beach.

La labor de Ensenada en materia de sustentabilidad ambiental es amplia, pues cuenta con procesos para el uso eficiente de energías renovables, aguas residuales, reciclaje de residuos peligrosos; así como emisiones a la atmósfera y conservación de la fauna marina.

Por esta razón, en diciembre de 2015, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) distinguió a Ensenada con el máximo Nivel de Desempeño Ambiental (NDA2) como parte del Programa Nacional de Auditoría Ambiental. Más aún, en 2016 Ensenada recibió el Premio Marítimo de las Américas de Responsabilidad Social Empresarial en Puertos por parte de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP-OEA).

El caso de Ensenada es hoy un ejemplo a seguir que, por instrucciones del secretario Ruiz Esparza, replicaremos en todo el país, para que todos nuestros puertos sean Puertos Verdes. Vamos por buen camino. Actualmente todos los puertos mexicanos cuentan ya con el Certificado de Industria Limpia (Nivel I) avalado por la Profepa.

El cuidado del medio ambiente se trata de un esfuerzo global para cambiar; para establecer estándares; para mejorar nuestras prácticas de producción y consumo, incorporando mejores tecnologías. Contar con puertos sustentables también implica aumentar la eficiencia operativa y modernizar la infraestructura existente, bajo una nueva lógica en la que protección ambiental y desarrollo económico no se excluyan, sino que se complementen. Estamos frente a un problema real a escala global, que nos obliga a una sola alternativa: ser más conscientes de que la contaminación es un problema que a todos afecta; entonces, la sustentabilidad debe ser un compromiso de todos, independientemente del sector en que trabajemos. En este problema la solución debemos ser todos.

Coordinador general de Puertos y Marina Mercante

[email protected]

Guardando favorito...

Comentarios