Un fracaso, la guerra contra las drogas

Enriqueta Cabrera

Funcionarios estadounidenses y europeos cerraron los dos mayores mercados negros de drogas en línea: AlphaBay y Hansa Market. Arrestaron a sus operadores. Intervinieron en el operativo, que estuvo en marcha durante meses policías de seis países bajo el liderazgo de Estados Unidos y Europol. El Procurador General de Estados Unidos, Jeff Sessions, afirmó en conferencia de prensa el jueves, que “la mayor parte de las actividades que desarrollaban se dedicaba al tráfico de drogas ilegales, haciendo arder la epidemia nacional de drogas ilegales. “Para Sessions ese es el camino correcto, el golpe dado sin duda fortalece su convicción. Pero está en un callejón sin salida. ¿Qué viene después?

AlphaBay, la mayor red de mercado negro en línea, fue intervenida a principio de julio, al tiempo que las autoridades arrestaron al fundador del sitio, Alexander Cazes un canadiense de 25 años que vivía en Bangkok y que “se suicidó en su celda carcelaria poco después de ser arrestado”, informaron las autoridades el jueves pasado, de acuerdo con información publicada por The New York Times. La detención de Cazes tuvo lugar el 5 de julio, Como en el momento del arresto su computadora estaba encendida, accedieron de inmediato a datos para ubicar servidores ocultos y cuentas financieras, incluyendo vendedores, comerciantes y consumidores, a los 10 administradores de la misma cuya persecución continúa. AlphaBay se cerró al mismo tiempo que Cazes fue detenido. No se pone punto final a la epidemia de opioides en EU. Las muertes seguirán aumentado, si hay demanda habrá quien la surta. Ahora es más fácil dado el camino abierto por Internet.

Alpha Bay contaba con 122 vendedores que anunciaban fentanyl en el sitio, el golpe a la venta de drogas vía Internet en el mercado negro había sido publicada en la portada del diario el mes pasado. En 2013 las autoridades habían eliminado a la más importante red del mercado negro, conocida como Silk Road. Con la caída de Alpha Bay muchos consumidores se dirigieron a Hansa Market que también había surgido a partir de su desaparición. Cuando se cerró SIlk Road, se diversificó y se amplió el mercado.

Las autoridades holandesas dijeron que habían podido utilizar a Hansa Market para atrapar a ofertantes y clientes que provenientes de AlphaBay, el número de ofertantes operando en Hansa Market aumentó en un promedio diario de 1,000 a 8,000, según publica en NY Times. Impresionante operativo, pero la producción y el consumo van en aumento. Habrá oferta mientras haya demanda.

La policía holandesa afirmó en una declaración el jueves, que “en las semanas anteriores la policía pudo interceptar miles de mensajes no encriptadas entre vendedores y compradores sobre pedidos. También pudieron identificar dirección para entregar un enorme número de pedidos. Unas 10,000 direcciones en el extranjero de compradores de Hansa Market fueron pasados a Europol.” Buen operativo de inteligencia, pero la necesidad del consumo encontrará otros caminos. Parece que ya se olvidó el fracaso de “La Prohibición”.

Finalmente el jueves, los visitantes de AlphaBay y Hansa Market encontraron mensajes de las autoridades anunciado la confiscación de los sitios. Las autoridades confiscaron también los bienes de Casez que incluían propiedades en Antigua, Chipre y Thailandia, vehículos y activos financieros por alrededor de 18 millones de dólares, cuentas de banco en esos países. Una parte del dinero estaba en dinero virtual que AlphaBay utilizaba con Bitcoin, Ether y Monero. Incautaron bienes y dinero, pero hay un problema de salud pública y muerte de miles, visible pero no atendido.

AlphaBay ya tenía varios grandes competidores, que emergieron de inmediato. Destaca entre ellos el sitio conocido como Dream Market ya se perfila como líder, según destacan investigaciones. Unos sustituyen a otros. Las nuevas tecnologías utilizadas para la adquisición de drogas ilegales facilitan la circulación y hacen mas complejo el problema.

La dinámica está ahí, la infraestructura existe y la demanda de drogas también, por lo que en cuanto una importante red del mercado negro de droga en línea desaparece, otras ocupan el sitio. Los consumidores y los vendedores. ¿Alguien puede pensar que se puso fin al problema de la epidemia de muertos por sobredosis de opioides?

Algunos investigadores, médicos en hospitales y trabajadores sociales, junto con rescatistas desearían que en las próximas semanas aumente la demanda de otras drogas las necesarias para la desintoxicación de opioides para la rehabilitación. Pero por ahora eso es un sueño. Lo que sigue es el fortalecimiento de la atención a la epidemia de opiodes como lo que es un asunto de salud pública. Canadá trabaja en ese sentido consciente de que no hay otra salida en el mediano e incluso largo plazo. Se requiere de la acción del Estado frente a un problema social, así como fortalecer recursos de salud pública.

¿Por qué no comenzar a reconocer que la guerra contra las drogas es un gran fracaso? Afecta a países como México y como Colombia. Muchas vidas ha costado ya esa inútil guerra.

Periodista y analista internacional

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios