Suscríbete

Viajando todos por México

Enrique de la Madrid

La pasada Semana Santa los hoteles de México alcanzaron su mejor temporada en más de una década

En entregas anteriores he destacado en este espacio los excelentes resultados del turismo mexicano y su creciente participación como uno de nuestros principales motores económicos. De esta forma, el período vacacional de Semana Santa se sumó a esta importante tendencia al tiempo que puso en perspectiva la importancia que tiene para nuestro país el turista nacional.

De acuerdo con el Inegi, más de 85% del gasto en productos y servicios turísticos que se hace en México, lo realizan precisamente los turistas nacionales que cada año viajan por nuestro país.

Durante 2016 los turistas nacionales registraron una cifra récord de casi 90 millones de estancias en hotel. Por ello, el turismo nacional explica en gran medida que durante esta administración el número de cuartos de hotel en el país se haya incrementado 24%.

Asimismo, en 2016 se registraron más de 42 millones de viajes de mexicanos que viajaron por avión a nivel nacional, una cifra 13% superior a la del año anterior. Esto explica también que en 2016 se alcanzara un récord de 371 rutas comerciales nacionales, una cifra 41% superior a la que se registraba al inicio de la presente administración.

Estos indicadores continúan mejorando en este año. El período vacacional de Semana Santa es el más importante para el turismo nacional, y de acuerdo con las cifras preliminares que nos envían las secretarías de turismo locales, pudimos ver una tendencia positiva en la mayoría de los destinos durante estas fechas.

Por ejemplo, en Guerrero, el Triángulo del Sol, que comprende Acapulco, Ixtapa-Zihuatanejo y Taxco, fue de las regiones más visitadas, llevando al estado a una ocupación hotelera de 97.5%.

Quintana Roo logró un nivel de ocupación hotelero de 97% a nivel estatal e incluso varios destinos de la Riviera Maya alcanzaron hasta un 100% de ocupación. Un porcentaje similar logró Tamaulipas, donde destinos de playa como Soto la Marina y Tampico, y de naturaleza como Gómez Farías y Jaumave también registraron una ocupación total.

Los destinos de playa de Baja California Sur reportaron ocupaciones por encima de 94%, mientras que Sinaloa, que cuenta con destinos de playa, logró en conjunto un 92% de ocupación. También ciudades coloniales como Guanajuato, Puebla, San Miguel de Allende, Oaxaca y Campeche alcanzaron porcentajes similares, mientras que el promedio de ocupación en los Pueblos Mágicos fue de 95%.

A nivel nacional se alcanzó un promedio de ocupación durante Semana Santa de 64%, dos puntos porcentuales más que en 2016. De esta forma los hoteles de México alcanzaron durante este período su mejor temporada en más de una década; esto, considerando que actualmente México tiene casi el doble cuartos de hotel que hace 10 años.

Estos resultados no son producto de la casualidad, se deben a un esfuerzo conjunto de trabajadores, empresarios y autoridades en todos los niveles de gobierno, y a la convicción del presidente Peña Nieto de hacer del Turismo uno de los principales impulsores de desarrollo.

A las inversiones en promoción e infraestructura turística se han sumado programas de alto impacto como el Movimiento Viajemos Todos por México que, si bien fue concebido para elevar la ocupación en temporada baja, sin duda ha posicionado a los destinos nacionales en la preferencia de los viajeros para cualquier temporada.

La continuidad de estas acciones y en las estrategias para incrementar la conectividad, facilitación de viajes, programas de financiamiento y turismo incluyente, nos asegurarán tener en 2017 otro año récord en el turismo y seguir aumentando con ello su papel como motor de la economía.

Secretario de Turismo

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios