Trump, en busca de enemigos

Editorial EL UNIVERSAL

Durante la época del nazismo, décadas de 1930 y la mitad de 1940, las fuerzas de Adolfo Hitler en Alemania hurgaban todo entre las pertenencias de personas inocentes sólo para identificar a quienes eran judíos. Algo de eso se percibe ahora en la intención que muestra el gobierno de Donald Trump de revisar las redes sociales de todas aquellas personas que —bajo criterios discrecionales— representen una supuesta amenaza contra la seguridad de Estados Unidos. Sin ese requisito, se advierte, no se otorgaría visa a los ciudadanos de países extranjeros a los cuales se les exige ese documento. México podría estar incluido.

Al comparecer ante un Comité de la Cámara de Representantes, el recién nombrado secretario de Seguridad Nacional de la nación vecina, John Kelly, dio a conocer que además del exhaustivo escrutinio que se realiza a los solicitantes, se estudia pedir sus contraseñas para indagar sus redes sociales y conocer qué hacen y qué dicen.

Amparado en argumentos para evitar el ingreso de presuntos criminales, el gobierno estadounidense se encamina a adoptar medidas que no son otra cosa que discriminación y atentados a la libre manifestación de las ideas.

Quizá se logre con esto evitar la entrada de alguna persona con contactos con miembros de grupos terroristas, por ejemplo, pero ¿habrá diferencia entre casos como esos y quienes únicamente tengan memes con burlas contra el autoritario Trump? La herramienta de vigilancia serviría para excluir no sólo a las amenazas a la seguridad, sino también a personas que no sean afines al régimen discriminatorio del empresario/presidente.

De poco sirve, al parecer, la millonaria agencia central de inteligencia que da seguimiento a las actividades de grupos criminales. Bajo el nuevo criterio, las fuentes de sospecha se sustentarían en meras actividades lúdicas.

¿Y si encuentran que el aspirante a obtener la visa ha leído todos los análisis que se han publicado sobre los riesgos que representa el gobierno de Trump? ¿Y si vio o compartió los videos del programa de comedia que parodia al mandatario y que ha sido fuertemente criticado por él? ¿También serán motivos para evitar el ingreso a Estados Unidos? ¿Tendrán la sensibilidad para distinguir entre profesionales interesados por fenómenos sociales como el narcotráfico y el terrorismo, y quienes han sido influenciados por esos sectores?

Lo grave es lo que las encuestas han revelado en otras situaciones: en nombre de la seguridad, gran parte de las personas están dispuestas a perder un poco de libertad. El pueblo estadounidense debería poner un alto. En este momento las medidas se aplicarán a extranjeros, pero con el pretexto de la seguridad, el control fácilmente deriva en concentración de poder.

Qué peligroso: un hombre delirante busca enemigos invadiendo la intimidad de todos. Y apenas van tres semanas.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios