Percepción sí es realidad

Editorial EL UNIVERSAL

Durante el tercer trimestre de 2016 el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) encontró que 71.9% de la población mayor de 18 años cree que vivir en su ciudad es más peligroso este año que el anterior. El resultado es el segundo más alto desde que se lleva a cabo esta encuesta, sólo después de marzo de 2014, cuando alcanzó su máximo de 72.4%.

Además de negativa, la perspectiva de los mexicanos es pesimista. La mayoría —79%— cree que en los próximos 12 meses la situación empeorará.

La reacción usual de las autoridades cuando se presentan cifras como estas, basadas en percepción, es que la gente exagera, que las personas se ven influidas por rumores y creencias. Sin embargo, ¿no es eso lo que realmente importa, la paz de los ciudadanos? Por más alentadoras que sean las cifras gubernamentales en materia de denuncia (mismas que contemplan sólo cierto tipo de delitos), si los ciudadanos viven intranquilos, algo en la política de seguridad está fallando.

La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe), cuya última edición —datos de 2015— fue presentada apenas la semana pasada, también dejó entrever un negro panorama. En 2015 ocurrieron 29 millones de delitos, de los cuales 26 millones no fueron denunciados. Casi uno por cada cuatro habitantes del país. No hay forma de que esa percepción se deba a pura psicosis colectiva. Los gobiernos estatales y la administración federal no están resolviendo ni siquiera una parte significativa del problema.

Esto ha hecho que las personas hayan tenido que invertir, sólo el año pasado, 77 mil 901 millones de pesos para instalar medidas de protección en sus hogares. Cifra que representa el mayor incremento desde 2011.

No es casualidad que todas estas estadísticas coincidan temporalmente. La inseguridad afecta en todos los demás aspectos de la vida de los mexicanos. ¿La propuesta de gobernadores y de la Presidencia de la República se limitará a operativos que sirven únicamente en el corto plazo?

Algo está ocurriendo y la percepción de la ciudadanía lo está alertando. Debería escucharse a ésta antes de que estalle la próxima tragedia que evidencie que la voz de la gente sí tenía sustento.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios