Se encuentra usted aquí

20/01/2016
02:10
-A +A

El Cártel de Sinaloa opera en 54 países, dice información de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés). Vale recordarlo porque la notoriedad que ha adquirido Joaquín Guzmán, el criminal recién reaprehendido, ha hecho que pase a segundo plano en la opinión pública el mucho más relevante tema de la infiltración del cártel en la economía y en las instituciones de varias naciones. Las autoridades en cada uno de esos países son corresponsables de los crímenes del delincuente.

Sería una exageración decir que en México algún problema estructural se resuelve únicamente con la captura de Guzmán Loera. De acuerdo con información de la PGR, publicada por este diario el 7 de agosto pasado, el Cártel de Sinaloa aumentó su influencia territorial aún cuando el delincuente estuvo en prisión. Este hecho sólo puede tener como explicación una de dos posibilidades: que el capo no era esencial para el funcionamiento de la organización o que éste lideraba al grupo desde de la cárcel. Si bien el nivel de corrupción que permitió su escape habría facilitado también la gestión del negocio criminal desde el interior del penal, sería imposible equiparar su margen de maniobra estando preso que el conseguido en libertad. Por algo buscó la huida.

Coordinar bajo una misma organización el trasiego de drogas, el cobro de rentas a actividades económicas legales e ilegales, el lavado de dinero y la importación de armas requiere de una estructura mucho más compleja que la de un grupo de bandoleros dirigidos por un delincuente megalómano. Y dado que dichas fuentes de ingreso provienen de decenas de otros países, no hay forma de que un solo gobierno sea capaz de acabar con todo el organigrama.

El gobierno mexicano ha dicho en últimos días que el siguiente paso tras la captura de Guzmán Loera es atacar la base financiera de su grupo. ¿Cuánto de esa tarea será asumida por Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que vende el cártel y el mayor proveedor de armas que terminan en manos de grupos criminales? ¿Está Europa informando a las autoridades fiscales mexicanas sobre depósitos de connacionales en cuentas Suizas o francesas? ¿China combate la exportación irregular de precursores químicos?

Golpes al Cártel de Sinaloa en su conjunto se esperan en próximas semanas, si las instituciones de inteligencia y de seguridad en México —y en el resto de los países donde la organización tiene presencia— hacen lo que omitieron hace dos años, cuando El Chapo estuvo preso por primera vez y cuando tuvieron también la oportunidad de coordinarse y atacar a uno de los grupos criminales con más tentáculos en el mundo.