El Bronco: “Si soy culpable, me mocho las manos”

En la Ibero lo cuestionan por la investigación del INE por fraude; le gritan: “¡Fascista!, ¡misógino!”
El Bronco: “Si soy culpable, me mocho las manos”
División. El Bronco recibió arengas de apoyo, pero también expresiones de rechazo de los estudiantes (ALBERTO MORALES. EL UNIVERSAL)
08/06/2018
02:25
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

Ante estudiantes de la Universidad Iberoamericana, Jaime Rodríguez Calderón El Bronco dijo que se “mocharía la mano” si el INE comprueba irregularidades en su campaña.

Los estudiantes lo cuestionaron por la investigación que realiza el INE por la triangulación de recursos hacia su campaña, uso de funcionarios públicos para la recolección de firmas y credenciales falsas.

“Sí, mira, yo no soy culpable, pero si lo soy, me las mocho. Punto. Con mucho gusto lo haría para demostrar que en México hay hombres honestos. No tengo miedo a eso porque sé que tengo la razón”, dijo.

Rodríguez Calderón defendió su candidatura y reiteró que no declinará por nadie.

Reconoció que como gobernador de Nuevo León se equivocó al llamar “gordas” a las embarazadas y que incluso atendió una recomendación que le hizo la comisión estatal de derechos humanos.

No obstante, evadió responder a si está de acuerdo con la adopción de niños por parejas del mismo sexo, pues dijo que lo que expusiera sería usado en su contra, y causó molestia con la expresión de que “el hombre debe ser el proveedor” de las mujeres.

A El Bronco se le vio nervioso en su andar por la explanada de la Ibero, mismo escenario donde el martes Ricardo Anaya escuchó el grito de “¡Pre-si-den-te!”, pero también el de “¡Corrupto!”.

En su camino pasó por el Auditorio José Sánchez Villaseñor, sede del encuentro, y saludó a los alumnos con un ademán, simulando que cortaba la mano.

“¡Bronco, las Tecates! ¡Eh, Bronco, te amo!”, le gritaron algunos estudiantes, a lo que él respondió: “Órale, pero que sea caguama”.

Una alumna de Comunicación hizo una pancarta con una mano “mocha”, como muestra de rechazo a su iniciativa de cortar la mano a los políticos corruptos.

El Bronco explicó que su propuesta tiene un origen bíblico: “Quiero regresarle la felicidad al mexicano a partir de que el delincuente tenga miedo a la autoridad, por eso mi propuesta de mochar la mano, que es en serio, además es bíblico: Mateo 5:30. Léanlo porque eso cambió el mundo y ahora puede cambiar México”, dijo a los alumnos.

A su salida, El Bronco recibió arengas de apoyo, y también expresiones de rechazo: “¡Fascista! ¡Misógino! ¡Machista!”, le gritaron; sin embargo, El Bronco la libró en la Ibero...

Mantente al día con el boletín de El Universal