Policía española rescata cartas de Santa Teresa

Las cartas revelan que tuvo otro amor, aparte de Dios
Las cartas revelan que tuvo otro amor, aparte de Dios
Foto: EFE
14/07/2018
00:22
Redacción
-A +A

Madrid. —Agentes de la Guardia Civil española recuperaron 19 obras de arte que se encontraban en el mercado ilícito, entre ellas dos cartas manuscritas autógrafas de Santa Teresa de Jesús (1515-1582).

El jueves también se pudieron recuperarse cinco piezas que el Arzobispado de Valladolid daba como en paradero desconocido.

De acuerdo con el diario español El País, hay algunas revelaciones en las cartas de la religiosa que indican que tuvo otro amor, aparte de Dios. Se trata de Jerónimo Gracián, a quien le dirige una de las dos misivas manuscritas e inéditas.

Según el reporte de ese periódico, Santa Teresa tenía cerca de 60 años, lo que no evitó que “se apasionara” con ese fraile joven y comprometido, dispuesto a acompañarla en la renovación de una iglesia carcomida por la depravación de aquellos años (1578).

Artículo

Recuperan cartas manuscritas de Santa Teresa de Jesús

La Guardia Civil española rescató 19 obras de arte que estaban en el mercado ilícito
Recuperan cartas manuscritas de Santa Teresa de JesúsRecuperan cartas manuscritas de Santa Teresa de Jesús

 

La publicación española cita al periodista y escritor Fernando Delgado, quien escribió un novela basada en la relación entre ambos: Sus ojos en mí. “Fue perseguido por seguir las ideas de una mujer, fue apresado por corsarios y acabó siendo acogido por quienes habían sido sus adversarios: los carmelitas calzados”, dijo Delgado sobre Jerónimo Gracián.

“Para mi padre el maestro fray Jerónimo Gracián de la madre de Dios, en su mano...”, así inicia una de las misivas encontradas.

La pareja conformada por Teresa de Jesús y Gracián tuvieron que soportar las habladurías que su relación provocaba en la comunidad religiosa. Sobre todo él, pues acabó huyendo de sus propios hermanos, los carmelitas descalzos, que lograron expulsarlo de España.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS