La Revista de la Universidad defiende número sobre racismo

Cultura 18/09/2020 01:23 Actualizada 01:23

Señor Director:

El periodismo es una actividad esencial que debe ser ejercida responsablemente. Simular que se informa al publicar datos no verificados constituye una práctica que los ciudadanos ni merecemos ni podemos aceptar.

El viernes pasado la columna anónima “Crimen y castigo” lanzó graves acusaciones contra la Revista de la  Universidad de  México, y la calificó de “racista”. Con base en dos comentarios publicados en Twitter, asegura que el último número dedicado al racismo, “invisibiliza la experiencia de las personas afromexicanas” y me culpan a mí por la supuesta omisión.

De haberse informado, quienes suscriben esa columna sabrían que los textos y autores que conforman nuestros dossiers se deciden en un consejo editorial en el que participan expertos en el tema. Para pensar en el número sobre Racismo contamos con la ayuda de la lingüista mixe Yásnaya Elena A. Gil y la Dra. Mónica Moreno Figueroa.

Además, en el número hay tres académicos afromexicanos, dos poetas afrobrasileños, una escritora afrocaribeña, dos escritoras afroestadounidenses, un defensor mixteco de los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas de México, la coordinadora del Colectivo para Eliminar el Racismo y una decena de artistas plásticos que crean desde una postura racializada. Además, entre los invitados a nuestros programas de radio y televisión estuvieron las afromexicanas Scarlet Estrada y Georgina Diedhiou.

Las críticas sólidas y constructivas son indispensables y las agradecemos, pero descalificar uno de los pocos espacios de diálogo que quedan en este país, a partir de imprecisiones y mentiras, demuestra dolo, falta a los principios básicos de la ética periodística así como un desdén inadmisible hacia los lectores.
 

Guadalupe Nettel

Directora de la Revista de la Universidad de México
 

Respuesta:

 

La columna editorial en cuestión recoge los comentarios críticos de los lectores especializados y sus opiniones. La columna presenta los argumentos de otros entusiastas del tema en cuestión, voces que deben ser tomadas en cuenta en aras de la pluralidad.

Por otra parte, el comentario plasmado en “Crimen y castigo” aborda también la ausencia de los activistas afromexicanos que han actuado en la escena política nacional debido a que se privilegió en número la visión académica. La columna, para clarificar, sí menciona la inclusión de especialistas valiosas en el tema, como Mónica Moreno y Judith Bautista.

 

Comentarios