08 | DIC | 2019
El mítico Teatro Nacional de Panamá restaurado se prepara para abrir su telón
Foto: EFE/Bienvenido Velasco

El mítico Teatro Nacional de Panamá se prepara para abrir su telón

17/04/2019
12:05
EFE
Panamá
-A +A
Inaugurado en 1908, el teatro quedó en ruinas por abandono estatal y ahora recuperado mostrará su brillo de estructura histórica y emblema nacional

Panamá volverá a levantar el telón de su principal teatro, inaugurado en 1908 y que, tras años como icono de cultura, quedó en ruinas por abandono estatal y ahora recuperado mostrará su brillo de estructura histórica y emblema nacional, dijo este martes a Efe el encargado de las obras de restauración.

Con el esplendor de hace cien años pero con una moderna dotación técnica que lo colocará a la vanguardia de los grandes coliseos del mundo, el Teatro Nacional, ubicado en el antiguo centro de la ciudad de Panamá, se prepara para acoger una vez más a renombrados y talentosos cantantes, actores, músicos y decenas de grupos tanto nacionales como internacionales.

Esto después de que se dé apertura a esta joya arquitectónica que sufrió el olvido de los gobiernos, lo que suscitó que sus cimientos decayeran, al punto de atravesar cuatro trabajos de rehabilitación y restauración (1940, 1970 y 2003) a lo largo de su existencia.

El último en 2017. Y es que en 2015 fue clausurado por problemas de deterioro en sus infraestructura, pinturas y murales, por lo que autoridades estatales decidieron hacer un proyecto para recobrar la esencia del inmueble. Ahora es llevado por la empresa Aprocosa que se adjudicó la Rehabilitación Arquitectónica Integral del teatro.

"Es la restauración patrimonial más grande del teatro", asegura César Robles, encargado por el Gobierno de Panamá de coordinar los equipos que han participado en las obras del teatro lírico más importante del país.

Robles, quien es asesor general del Instituto Nacional de Cultura (Inac), indicó a Efe que los trabajos cuenta con un 96 % de avance, comprendiendo la restauración pictórica y la obra civil.

El icono -cuya construcción se ordenó en 1904 por el presidente de Panamá, Manuel Amador Guerrero- fue diseñado por el italiano Genaro Ruggieri, con una arquitectura de teatro de opereta de corte italiano; siendo el complemento del edificio las obras del pintor panameño Roberto Lewis (1874-1949).

En su interior resalta la cúpula de la sala principal o plafón, llamada "Nacimiento de una República", que evoca la independencia de Panamá, a propósito de la construcción del canal interoceánico que cruza hoy el país, y que data de 1941.

Así como un gran candelabro que fue ubicado en 1940, y que fue una pieza que al principio el mismo Lewis rechazó porque no permitía ver el lienzo en su totalidad.

Robles sostiene que el teatro tiene particularidades que mezcla detalles arquitectónicos y decorativos que evocan el renacimiento, muy alejado del neoclásico al que suele ser encasillado.

Recordando el 22 de octubre de 1908 con su inauguración artística con "Aída", de Giuseppe Verdi, a cargo de la compañía italiana de Mario Lombardi, Robles resaltó que esa época influenciada por los gustos europeos no será el escenario esta vez, sino otros gustos más actuales.

"Estamos apelando por un público más amplio, nos interesa que el teatro abra sus puertas a mayor cantidad de disciplinas artísticas y por ende más cantidad de público, por eso estaremos programando una serie de espectáculos en diversas áreas", especificó.

Informó que el Inac prevé la apertura para finales de agosto próximo, una vez se culmine la última fase del proceso de rehabilitación. Hasta ahora se ha invertido 15 millones de dólares, cifra superior a los 11.7 millones pactados al principio.

Por el momento continúan los trabajos en el teatro con capacidad para 853 personas, distribuidas en anfiteatro, platea, dos pisos de balcones, foso para la orquesta y una galería.

Así como otros elementos como la fachada compuesta de 6 arcadas coronadas. A cada uno de los lados de la entrada se encuentran dos esculturas que representan la musa de las letras y la de la música. Sobre estas se observan seis medallones en relieve que homenajean a las figuras del siglo de oro como Wagner, Shakespeare, Cervantes, Molière, Rossini y Lope de Vega.

Mencionó que los afortunados que acudan a la apertura, en una función solemne, se encontrarán con el recinto casi en su aspecto original, con sus candelabros, sillas y coloridos lienzos.

Advirtió que la humedad y la cercanía al mar son los enemigos de las obras que posee el edificio, por eso se ha ideado un plan para conservar el monumento, que dentro de la programación una vez al año se cerrarán las puertas para mantener las áreas públicas y técnicas.

Ahora el Teatro Nacional, con un aforo de 853 persona, solo cuenta los días para abrir sus puertas y empezar de una vez por toda la función.

akc

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios