Déficit de mil mdp agudiza carencias en la labor del INAH

Personal denuncia que la falta de presupuesto ha llevado al límite pagos, investigaciones, proyectos y tareas de resguardo y mantenimiento; un museo está cerrado desde hace 4 años

Déficit de mil mdp agudiza carencias en la labor de INAH
Afectaciones en el techo del Museo de las Culturas del Norte, en Paquimé, Chihuahua. Fotos: Cortesía SNTAMTP
Cultura 22/01/2022 00:29 Antonio Díaz Actualizada 06:53
Guardando favorito...

En comparación con 2021, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tuvo un incremento en su presupuesto de 191 millones 143 mil 540 pesos; sin embargo, ese ligero aumento en poco ayuda para afrontar el déficit presupuestal de alrededor de mil millones, situación que afecta directamente en las labores de investigación y protección del patrimonio cultural mexicano y que incluso ha llevado a que trabajadores e investigadores tengan que poner de su bolsillo para la compra de insumos.

cult_museo_culturas_6_134049175.jpg
Las autoridades no han destinado recursos para atender las filtraciones que generan las lluvias.

“Por supuesto que falta presupuesto en el INAH. El Instituto ha tenido insuficiencia presupuestal desde hace décadas, desde los años 90 ya se denunciaba con mucha vehemencia y hasta ahora la situación se ha agravado, porque en lo general pareciera que cada año el INAH recibe más, si vemos factores como el crecimiento de la economía y la inflación, proporcionalmente recibe menos. Además es una institución que ha crecido no sólo en tamaño sino en obligaciones y cada vez tiene menos presupuesto para poder cumplir cabalmente estas funciones”, señala Gustavo Ramírez, arquitecto y restaurador del Centro INAH Tamaulipas, quien comparte que en más de una ocasión ha puesto de su dinero para poder continuar con sus labores.

El año pasado, el INAH tuvo un presupuesto de 3 mil 820 millones de pesos y ahora, para este año, 4 mil 11 millones de pesos. Sin embargo, Ramírez señala que no es suficiente por el déficit presupuestal al interior del Instituto, situación que su director, Diego Prieto, ha reconocido en más de una ocasión y ha dicho que el déficit es de cerca de mil millones de pesos.

Leer también: Patrimonio de la Unesco de hace 800 años en peligro de colapsar por sismos

La ausencia de presupuesto, dice Silvia Loza, quien trabaja en el Instituto desde hace 32 años —y es integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores Administrativos, Manuales, Técnicos y Profesionistas— es perceptible en el día a día, pero sobre todo en el caso del Museo de las Culturas del Norte, en la Zona Arqueológica Paquimé, Chihuahua, que está cerrado desde 2018, pues no se le han destinado recursos para atender las filtraciones que se le generaron en el techo derivadas de lluvias.

“El Museo de las Culturas del Norte lleva cerrado casi cuatro años porque no ha habido la rehabilitación que se debe. Pero eso no es lo único, los vehículos en los que se transportan piezas arqueológicas ya están muy viejos, hay que renovar ese parque vehicular, pero no hay presupuesto para ello”, indica Loza.

cult_inspeccion_tren_maya_1_134049574.jpg
Tareas de inspección de especialistas del INAH durante la construcción del Tren Maya, en Campeche. Foto: Cortesía SNACPC

Gustavo Ramírez engloba todas las afectaciones por falta de presupuesto en cuatro puntos: insuficiencia para el cumplimiento de las funciones básicas, entre ellas la atención a denuncias por presuntos daños al patrimonio; insuficiencia para el desarrollo de los proyectos de investigación y mantenimiento, conservación y restauración de monumentos de largo plazo; insuficiencia para cumplir en tiempo y forma con el pago de sueldos, incrementos salariales y prestaciones de todos los trabajadores; e insuficiencia para el mantenimiento y conservación de los monumentos, infraestructura y red de museos que tiene el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

En algunos de esos puntos, enfatiza el arquitecto, la situación se agrava porque para poder acceder a los recursos, se deben atravesar nuevos filtros burocráticos: “De acuerdo con las nuevas instrucciones de las autoridades, ahora se tiene que notificar con cinco días de anticipación que se van a realizar inspecciones para que el Instituto pueda dotar de gasolina y viáticos a quien lo va a realizar, pero esto es tardado porque cuando hay dinero, tiene que ser autorizado desde la Ciudad de México, sin importar en qué parte del país estés”, cuenta.

Leer también: La colección de arte Banamex sí podría disgregarse, dice la especialista Hilda Trujillo

Investigación en vilo

El Instituto Nacional de Antropología e Historia es una institución con centros en todos los estados del país y, por ello, la falta de recursos también se resiente en todo el territorio y desde diferentes áreas, como lo explica el arquitecto Luis Ojeda, del Centro INAH Quintana Roo.

“Los arquitectos del INAH tenemos diferentes funciones. Revisamos, por ejemplo, proyectos que se hacen en cualquier centro histórico o zona de monumentos, como el Tren Maya, pero también se da seguimiento a casos donde haya daños a monumentos históricos tras fenómenos como sismos o inundaciones”, explica Ojeda, sin embargo, para realizar sus labores se deben de desplazar hacia algunos puntos lejanos en los automóviles, aunque a veces “no hay dinero ni para la gasolina. A veces uno lo puede pagar, pero para que se te reembolse, es todo (un papeleo)”.

cult_museo_culturas_5_134049166.jpg
Los autos y el equipo para las labores son obsoletos y en ocasiones los trabajadores ponen de su bolsillo para realizar las actividades.

Aunado a ello, indica Luis Ojeda, en el Instituto hacen falta “200 plazas nuevas de la rama de Arquitectura para la debida atención de los monumentos y zonas de monumentos históricos en el territorio nacional”.

EL UNIVERSAL pudo documentar varios proyectos de investigación que han tenido que parar por falta de recursos, uno de ellos es el Proyecto Investigación para la conservación arquitectónica integral de Comalcalco: “El proyecto ha sido recalendarizado cuatro veces por el Consejo de Arqueología desde 2017 hasta 2021. Ha estado validado en el Sistema de Proyectos del INAH en diversas ocasiones; sin embargo, los recursos no llegan y, en consecuencia, el patrimonio arqueológico continúa deteriorándose desde hace 51 meses”.

cult_museo_de_las_culturas_134050399.jpg
Fachada del recinto que lleva cerrado casi cuatro años. 

Otro proyecto afectado es el de la “Propuesta de conservación de los relieves escultóricos de la Banqueta sur de la Estructura 4 de la Gran Acrópolis de la zona arqueológica de Comalcalco”, que fue aprobado por el Consejo de Arqueología desde 2014 y desde entonces ha sido anualmente recalendarizado y “en consecuencia el patrimonio arqueológico continúa deteriorándose desde hace 121 meses”.

Un tercer proyecto es el “Miguel Cabrera en el Museo Nacional del Virreinato”, que tuvo un presupuesto aprobado de 19 mil 720 pesos para realizar radiografías sobre algunos óleos; aunque si bien “este proyecto no se canceló, los recurso no fue ministrado en el trimestre solicitado ni posteriormente, por lo cual no se realizaron las radiografías”.

4 mil 11 millones es el presupuesto del INAH en 2022; en 2021 fue de 3 mil 820 millones; para los especialistas, el aumento es insuficiente.

Leer también: Teatro Juárez iniciará una primera etapa de restauración, rumbo a la edición 50 del FIC

Comentarios