Suscríbete

Inicia Bienal de Arquitectura

Los 63 pabellones nacionales que participan este año analizan conceptos como la calidad del espacio público o la protección del medioambiente

Arranca XVI Bienal de Arquitectura con propuestas imperdibles
"Weaving Architecture", diseño con el que se decorará en 2023 la estación de metro Clichy-Montfermeil, París. XVI Bienal de Arquitectura de Venecia. EFE
Cultura 26/05/2018 12:29 EFE Venecia Actualizada 13:53

La XVI Bienal de Arquitectura de Venecia abre hoy al público para permitirle disfrutar de propuestas singulares como la enorme casa de Suiza, que cambia de tamaño en cada habitación y convierte al visitante de gigante a enano en cuestión de minutos.

Esta propuesta se llama "House Tour", la responsable es la arquitecta Milena Buchwalder y se presenta como una casa vacía, que bien podría estar a la venta o ser un piso de alquiler.

El interior del apartamento está sin amueblar, las paredes están pintadas de blanco, hay zócalos y el suelo es de parqué.

Aparentemente es una casa normal, pero pronto el público descubrirá que tiene una particularidad, su pasillo laberíntico conecta las distintas salas, construidas a diferentes escalas, lo que desata la risa de quienes entran en ellas.

 

Un simpático juego de proporciones provoca que el público se sienta un liliputiense en una habitación con techos gigantes y encimeras a las que es imposible llegar, y crezca en la contigua hasta ser un gigante que debe agacharse para acceder a un habitáculo enano.

La apuesta de Bélgica, titulada "Eurotopie", intenta acercar las instituciones europeas a los ciudadanos, pues plantea que Bruselas es el centro del Viejo Continente, pero la Unión Europea la forman las personas.

El pabellón es un hemiciclo de color azul, más pequeño que el de las instituciones comunitarias, con gradas que el público puede recorrer, sin zapatos, hasta cansarse y sentarse en las medias circunferencias para conversar con el resto de personas que haya en su interior.

Reino Unido ha optado por una iniciativa mucho más radical, titulada "Island" y que puede dejar descolocado al visitante cuando entra en el pabellón y descubre que no hay nada.

Las distintas habitaciones están vacías, las paredes son blancas y el público avanza como si estuviera recorriendo una isla desierta, hasta que da con un andamio que le conduce a la azotea.

La idea de este pabellón es organizar a lo largo de los seis meses que permanecerá abierta la XVI Bienal de Arquitectura eventos, conciertos y espectáculos para dotar de vida a este espacio vacío.

Australia presenta "Repair" y con un espíritu reivindicativo denuncia que el paisaje natural de la isla está siendo maltratado por la acción del hombre.

El pabellón está compuesto de 10.000 plantas situadas en el espacio central, mientras que las paredes sirven de pantallas para proyectar vídeos que abordan la relación del ser humano con la naturaleza.

Más lúdico es el pabellón de Rumanía, que ha construido un espacio de juegos, con mesas de ping pong, un columpio y una portería de fútbol para que las personas que entren se diviertan e interactúen.

La decimosexta edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia está comisariada por las arquitectas irlandesas Yvonne Farrell y Shelley McNamara, quienes han propuesto el tema de "Freespace" ("Espacios libres") para que los 63 pabellones nacionales que participan analicen conceptos como la calidad del espacio público o la protección del medioambiente.

Así, Finlandia abre las puertas de una gran biblioteca que recoge a los autores de mayor renombre del país y que es un regalo para los amantes de la lectura, mientras que Argentina rinde homenaje a su Pampa y porta un pedazo, guardado en una urna de cristal, con espejos que proyectan su vegetación hasta el infinito.

Estados Unidos critica el muro que el presidente Donald Trump quiere construir en la frontera con México al afirmar que todas las personas tienen los mismos derechos y obligaciones, Chile denuncia las desigualdades en las ciudades contemporáneas y Perú celebra la existencia de las huacas de Lima como espacios de identidad.

El pabellón español se titula "Becoming", está comisariado por la arquitecta, investigadora y docente española Atxu Amann, y aborda el futuro de la arquitectura desde el punto de vista de los estudiantes para otorgar un papel importante en esta disciplina a la investigación.

La Santa Sede participa por primera vez en una Bienal sobre arquitectura y lo hace con un pabellón al aire libre, compuesto por diez capillas, realizadas por arquitectos como Norman Foster y situadas en el bosque de la isla de San Giorgio Maggiore, habitualmente cerrado al público.

La Bienal de Arquitectura de Venecia permanecerá abierta hasta el próximo 25 de noviembre y además de los pabellones que se distribuyen en el Arsenal -antiguos astilleros venecianos-, en los Giardini y en el centro de la ciudad de los canales, el público también podrá admirar otras presentaciones organizadas por instituciones en eventos colaterales.

akc

Comentarios