Columna

No hay manera de justificar al ‘Piojo’

El tema de la semana, y sin duda de mucho tiempo, es el despido de Miguel ‘Piojo’ Herrera de la Selección Nacional, y del cual pienso simplemente, que no había otra opción. Cuando estos temas de comportamiento y disciplina superan lo deportivo, no hay manera de justificar la permanencia de cualquier integrante de la Selección Nacional, ya sea jugador, cuerpo técnico o directivo.

Se viene la noche

En todos los ámbitos de la vida, un cambio de timón requiere tiempo para poder observar y analizar si un proceso se encuentra en buen o mal camino. Sin embargo, en el futbol moderno, cada vez resulta más complicado encontrar paciencia entre los directivos, prensa y aficionados; especialmente cuando los torneos son cortos, ya que no hay gran margen de maniobra para que los equipos se afiancen y maduren con el paso de las jornadas.

Realidades contrastantes

No fue el partido más emocionante ni el de mayor dinámica. Cruz Azul y Guadalajara se encontraron prematuramente en el torneo y la mezcla nos dejó un juego de medianía pura.

Los Cementeros son un equipo totalmente distinto en los nombres y la propuesta táctica. Guadalajara es el mismo equipo con una que otra adquisición.

En ese sentido, se supone que encontraríamos más sólido y suelto al local. No fue así. Cruz Azul se vio más libre en sus movimientos, más compacto y seguro de sí mismo.

Razones por las que se muere el PRD

Luego de la elección intermedia del 7 de junio —y ante la renovación de 12 gobiernos estatales en 2016—, una de las grandes lecciones fue la derrota en los gobiernos del PRD.

Y es que a 25 años de su fundación, el PRD dejó de ser alternativa político-electoral y buena parte de sus gobiernos no sólo hacen agua sino que han resultado peores que los gobiernos del PRI y los del PAN.

Acaso por eso la dirigencia del PRD analiza la eventualidad de nuevas alianzas con el PAN, para detener el fracaso de algunos de sus gobiernos. Y si lo dudan, los datos oficiales son contundentes.

Rescoldo de T.E. Hulme

Hubo de pasar casi un siglo desde su muerte combatiendo como soldado británico durante la Gran Guerra, en Flandes, para que la breve y extravagante obra de Thomas Eduard Hulme (1883–1917), pudiera leerse en español. Fue gracias a este grandulón muchacho provinciano, peleonero y megalómaniaco, que Pound y Eliot en buena medida encontraron su camino como poetas, gracias a la peculiar glosa realizada por Hulme, tan contradictoria, primero de Nietzsche y luego de Bergson.

No eres tú, soy yo

El América nomás no camina. Se les ocurrió participar a manera de pretemporada en la Copa Internacional de Campeones, torneo que se celebró en cinco diferentes países, donde participaban algunos de los mejores equipos del mundo.

Así, viajaron al vecino país del norte, en donde derrotaron a los Earthquakes de San José; sin embargo, perdieron en Los Ángeles contra el Galaxy y también mordieron el polvo, en Seattle, frente al Manchester United.

Pages