Suscríbete

¿Una jefa de gobierno para la CDMX?

Salvador García Soto

A juzgar por lo que dicen las encuestas rumbo a la próxima elección capitalina, es casi seguro que la Ciudad de México elegirá, por primera vez en su milenaria historia, a una mujer para que la gobierne. Salvo Rosario Robles, que gobernó como jefa sustituta 13 meses (1999 a 2000) nunca en la historia de esta ciudad una mujer fue electa como gobernante; ni en su etapa prehispánica, cuando dominaban los emperadores mexicas, ni en la Colonia, siempre bajo la administración de virreyes, y tampoco en su historia como capital de la República, donde tuvo siempre alcaldes varones, regentes y jefes del Departamento del DF. Incluso en su reciente vida democrática, desde que votan para elegir autoridades, los capitalinos siempre eligieron hombres como jefes de Gobierno.

En pleno siglo XXI una ciudad “de avanzada y vanguardia”, como suele definirse a la capital de la República, sobre todo en materia de derechos humanos y sociales, nunca tuvo una mujer como gobernante electa por voto directo, a diferencia de otras entidades del país donde desde 1979, con la gubernatura de Griselda Alvarez en Colima, distintas mujeres han ganado elecciones: Beatriz Paredes en Tlaxcala, Amalia García en Zacatecas, Ivonne Ortega en Yucatán y también Dulce María Sauri como gobernadora sustituta por dos años; y actualmente la única gobernadora que hay en la República, Claudia Pavlovich, de Sonora.

Por eso los comicios del 1 de julio próximo podrían ser históricos. La dos opciones más fuertes que se disputan el gobierno de la Ciudad, postularían a mujeres como candidatas. Eso es ya un hecho en Morena, con Claudia Sheinbaum que pasará de ser precandidata a candidata de ese partido, según los tiempos electorales, y aunque faltan unas horas para que se oficialice, todo apunta a que el PRD nombrará mañana jueves a Alejandra Barrales como su precandidata, para después convertirse en candidata de ese partido y de la coalición Por México al Frente formada también por el PAN y Movimiento Ciudadano.

De confirmarse la designación de Barrales, y si nos atenemos a los números que arrojan la mayoría de los sondeos —el más reciente de EL UNIVERSAL el pasado 15 de enero— la disputa por el gobierno capitalino sería, por primera vez, completamente femenina. Según la última encuesta de El Gran Diario de México, las preferencias e intenciones de voto de los capitalinos se inclinan en estos momentos hacia la coalición de Morena-PT-PES, con 32%, seguido por el Frente PRD-PAN-MC con 21.9%, y muy atrás aparece el PRI-PVEM-Panal con 8.3% y la opción de candidatos ciudadanos con 7%.

Es decir que, a reserva de conocer nuevos sondeos que las midan a ambas ya como candidatas, la competencia real por la jefatura de Gobierno podría darse entre la morenista Sheinbaun y la perredista Barrales, en un duelo no sólo de estrategia de ambas políticas experimentadas, sino también de estructuras clientelares de ambos partidos que, por su origen común y su parentesco político, ha comenzado ya a calentar los ánimos con enfrentamientos incluso violentos en algunos actos de proselitismo de las precampañas.

Será interesante ver esta contienda inédita entre dos candidatas fuertes en la Ciudad de México, en la que no sólo estarán en juego los perfiles de dos mujeres con trayectoria política, con todos sus positivos y negativos, sino también una guerra política de la mayor intensidad por el control de la capital de la República. Porque con la votación histórica de la primera mujer electa para gobernar a esta gran urbe, los electores capitalinos también definirán en manos de quién dejan el gobierno de la Ciudad de México: si permanece el PRD, que cumple ya 20 años con el dominio político local o si optan por la fuerza emergente de Morena que avanza imparable desde 2015 en la capital. Tristemente para los capitalinos no hay mayor diferencia entre los estilos, vicios y resultados de las dos opciones.

NOTAS INDISCRETAS…Aunque desmintieron las mantas priístas que piden la sustitución de José Antonio Meade como candidato, y el PRI de Aguascalientes las señaló de apócrifas, el hecho se inscribe en el ambiente turbio que afecta la campaña priísta. La pregunta es si esas mantas, claramente intencionadas, serán de la oposición, como afirman en el CEN tricolor o si se trata de “fuego amigo”, lo que sería más peligroso. Hoy a las 7.45 en Insurgentes Norte están convocando a conferencia de prensa urgente Ana Lilia Herrera, Mariana Benítez y el converso priísta Javier Lozano ¿Algo que ver?..Forzada, por decir lo menos, se veía la imagen de Ricardo Anaya y Santiago Creel en la sede nacional del PRD. Las tribus perredistas le levantaron el brazo a su primer candidato presidencial panista y, por más que todos sonrieron para la foto, por casi un minuto y con los brazos en alto, como que por más que se juntan el amarillo y el azul no se mezclan totalmente…Los dados mandan Escalera doble. Mejora el tiro.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios