El maremoto del primero de julio

Raúl Rodríguez Cortés

Todo apunta a que, pasado mañana, el PRI, el PAN y el PRD sufrirán la peor derrota electoral de sus respectivas historias frente a un partido-movimiento, Morena, que hace tres años no existía pero que logró en ese lapso un crecimiento inusitado.

No creo, francamente, que todas las encuestas estén equivocadas. La amplia diferencia que dan a AMLO y su partido en la intención del voto acaso se reduzca. Pero establezcamos un punto medio, razonablemente verosímil, para aproximar porcentajes del voto no solo por coalición, sino por partido.

La coalición “Todos por México” que abandera al candidato José Antonio Meade, tiene según el acoplado de encuestas Oraculus 20% de la intención del voto. ¿Le gusta que de ese total 4% sea para el Verde y 3% para el Panal (apenas para no perder el registro)? El PRI tendría entonces 13%, acaso 15% para ser generosos. Hablamos de la votación más baja de su historia, ni siquiera la de 2006 con Roberto Madrazo que fue de 20%.

La coalición “Por México al Frente” que postula a Ricardo Anaya, tiene 26% de las preferencias. ¿4% para el PRD y 4% para Movimiento Ciudadano? Al blanquiazul le correspondería 18%, también la menor votación desde que accedieron al poder, pues con Fox en 2000 tuvieron 42.5%, con Calderón en 2006 registraron 38.5% y con Vázquez Mota en 2012 alcanzaron 25.4%.

La coalición “Juntos haremos Historia” que postula a López Obrador tiene 48% de la intención del voto. ¿6% para el PT y 4% para el PES? Morena se quedaría con 38% de la votación, tres puntos más que lo obtenido por López Obrador en 2006 y siete más que en 2012 cuando fue postulado por el PRD.

Ya veremos el domingo cuando, a más tardar a las once de la noche, el presidente del INE, Lorenzo Córdova dé a conocer el resultado del conteo rápido sustentado en las actas de siete mil casillas y a partir del cual un grupo prestigiado de matemáticos harán las proyecciones correspondientes.

INSTANTÁNEAS: 1. EXIT POLLS. El INE tiene acreditadas a 96 empresas que realizarán conteos rápidos de las diversas elecciones del domingo próximo. Éstas no son tan confiables ya que se basan en lo que dice el ciudadano tras sufragar. Por ley no podrán dar a conocer sus resultados hasta las ocho de la noche.

2. CASILLAS EN RIESGO. El INE tenía identificadas hasta ayer 63 casillas que no se instalarán dadas las condiciones de inseguridad en los lugares correspondientes. Están en Guerrero, Chiapas y Michoacán. La opción será instalarlas en otro lugar más seguro o transferir el listado correspondiente a secciones cercanas, pero más seguras.

3. REPRESENTACIÓN. Operadores políticos de Morena se dicen satisfechos con la cobertura alcanzada para tener representantes en las 156 mil casillas que se instalarán el domingo. Un ejemplo es la segunda circunscripción electoral, que comprende estados del norte y el centro del país donde no se habían logrado coberturas similares. Ricardo Monreal, quien la encabeza para Morena, informó que habrá representantes de ese partido en la totalidad de las casillas de Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Querétaro, Tamaulipas y Zacatecas. En Guanajuato se alcanzó en 99.8% y en SLP el 99.6%.

4. COMPRA DE PÁNICO. A 48 horas de la elección, hay evidencia de que está en marcha una operación masiva del PRI para la compra de votos. Seguramente incidirá en los resultados, pero ¿les alcanzará el dinero para remontar la diferencia que marcan las encuestas? Además, hay versiones de que muchos de los encargados de realizar esas compras de pánico ven el asunto tan perdido que ya prefirieron quedarse con el dinero. ¿Será?

5. JUGADA EN JALISCO. Los que se sintieron como la Selección Mexicana de futbol fueron los estrategas de campaña de Morena en Jalisco. Vinieron a la CDMX a denunciar opacidad y corrupción en los gobiernos municipales de Zapopan y Guadalajara, con el fin de darle una estocada al candidato a gobernador de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro, y apuntalar al suyo, Carlos Lomelí. Jugaron como nunca: los recibió el auditor superior de la Federación, David Colmenares, y ofrecieron una conferencia de prensa encabezada por la lideresa del partido Yeidckol Polevnsky. En ese sentido fue goliza, pero Yeidckol, con su declaración “diabólica” superó el anuncio, aunque no eclipsó del todo la denuncia contra Alfaro. Aseguran que la maniobra elevó las expectativas electorales del candidato moreno y coronó el manejo de la campaña encabezada por Juan Soltero, siempre apoyado por Marcelo Ebrard y su gente. Fue como ganarle a Alemania, pero perder con Suecia y aspirar a ganarle a Brasil.

[email protected] @RaulRodriguezC raulrodriguezcortes.com.mx

Comentarios