La máquina de hacer dinero

Hussein Forzán R.

Después de la hemorragia publicitaria del Buen Fin, la cual coincidió con el juego de la NFL en el Estadio Azteca, vendrá la etapa navideña, que nos llenará la cabeza de consumismo y compras de pánico. Pero se irán como agua diciembre y enero, y vendrá la masiva comunicación futbolera, teniendo como estandarte a la Selección Mexicana, una máquina capaz de hacer dinero durante cuatro años y les aseguro que hoy ya hay una fila importante de posibles patrocinadores para la próxima justa mundialista.
La Selección será un vehículo de comunicación más que importante durante el primer semestre de 2018. Veremos promociones en la compra de productos, viajes al Mundial, descuentos de los patrocinadores oficiales y esto no sólo pasará en México, sino también en Estados Unidos, con las marcas vinculadas al Tri, que le hablan a más de 20 millones de mexicanos asentados en ese país.
Los números que ofrece la Selección Nacional son muy importantes: 79% de la población mexicana sigue al Tri. Y de estos, el 87% sigue los partidos por televisión, siendo un porcentaje mayor de hombres, con un 59%.
El rating promedio que tiene por partido es de 18.1, impactando con estos números directamente a 26 millones de personas en cada transmisión.
En redes sociales, el trabajo ha sido fantástico. Alcanzando en Facebook 11 millones, en Twitter 5.6 millones y en Instagram ya está cerca de los dos millones de seguidores.
El retorno de inversión es fundamental en esta ecuación, porque no sólo se logra vincularse a una marca poderosa, sino el valor que se le pueda regresar y aproximadamente por año se podría tener un retorno de inversión de cinco billones de pesos (valor comercial).
Actualmente, los socios comerciales de la Selección Nacional están clasificados en varias categorias. Adidas es el sponsor técnico, cubriendo las necesidades de la indumentaria deportiva.
En otra sección, con mayor importancia debido a su aportación económica, encontramos a Banamex, Coca Cola, Movistar, México (Consejo de Promoción Turística). También participan Visa, Lala, Corona, Aeroméxico, Jeep, Samsung, Izzi, Sky HD, Emperador, Chedraui. En un promedio, estas empresas pagan anualmente ocho millones de dólares. Todas están vinculadas al producto futbolero más importante de este país y, obviamente, una herramienta de comunicación importante también son los jugadores, quienes participan en este negocio. Al comprar un patrocinio de este tamaño es fundamental activar los derechos; no es suficiente poner el logo en una web o en un producto.
Será un 2018 muy emocionante y económicamente importante para la industria del futbol. No se diga para los mencionados, quienes tendrán la misión de capitalizar sus esfuerzos.

Comentarios