El nuevo fracaso Azul

Paco Jémez fracasó como uno más en la dirección técnica de Cruz Azul. 20 años sin título se cumplirán para el equipo celeste y aunque cambió la cara de la eliminación y en esta ocasión no fue penosa, es una eliminación muy dolorosa. Pero en Cruz Azul parece no importar esto, todo se perdona, todo se olvida. La realidad es que Jémez en su primera experiencia fuera de España no logró hacer nada extraordinario.

Cruz Azul terminó eliminado por lo mismo de lo que adoleció toda la temporada, una alarmante falta de capacidad para definir frente a la portería enemiga. Números muy preocupantes que muestran que cada 12 llegadas del equipo celeste hacen un gol, con ese promedio es imposible en una eliminatoria jugada a goles, trascender, y queda claro que Paco Jémez lo intentó, pero en Cruz Azul llegó a su tope, es un equipo que no va a dar más de lo que dio frente al América.

También el América adolece de contundencia, lo que presumían al inicio de la temporada como su mejor arma, ahora es su peor deficiente. Qué desesperante es ver que frente al marco enemigo, jugadores con el cartel de Oribe Peralta, Darwin Quintero y Renato Ibarra, en mano a mano fallen de esa manera tan descarada. Debe ser un punto de alta preocupación para Miguel Herrera de cara a la próxima eliminatoria ante Tigres.

Los cuartos de final del Apertura 2017 muestran que en la liguilla deben de cambiar las estrategias, desde la imposición del gol de visitante como parámetro para definir a un ganador en caso de un empate en el global, hizo que por lo menos, en esta ocasión, los equipos de la parte de arriba de la tabla, sin contar Monterrey, terminaran sufriendo abajo de su marco defendiendo lo que sería un gol que les costaría la eliminación.

América, Tigres y Monarcas estuvieron jugando con fuego mucho tiempo debido a esta situación. Tal vez es el momento de que se cambien las cosas e intentar recibir primero aunque estés en la parte alta de la tabla, ya que en la vuelta, los goles de visita pueden abrir una eliminatoria y ser más benéfica de esta manera de encarar la liguilla.

Tres series que terminaron empatadas, solamente un ganador en un inicio de liguilla hasta el momento descafeinado, que mostró su mejor cara en el segundo tiempo del Tigres vs León pero que no ha sido nada del otro mundo.

Que bueno que han llegado los cuatro prmeros de la tabla a las semifinales, asi no hay ninguna duda y así se le dará una validez mayor a un torneo, que si no pasara nada extraño, debe ganarlo el equipo de Rayados, porque la verdad, ha sido significativo lo capaz para jugar al futbol que han sido estos futbolistas.

En los cuartos de final habrá que quedarse con el fracaso de Cruz Azul, la vergonzosa eliminación del Toluca y la normalidad de que hoy estén los cuatro mejores del torneo en semifinales.

Comentarios