Suscríbete

¡Ganó México!

Fernando Borjón

El pasado lunes 5 de noviembre México logró dos posiciones importantes ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), las cuales permitirán que el país incremente su presencia en el campo mundial para estar a la vanguardia de la tecnología, así como para aprovechar sus beneficios para las personas y la industria nacional.

Con la primera de estas posiciones, México continuará trabajando como uno de los 48 miembros del Consejo, que se encarga de revisar el debido ejercicio de las contribuciones de los 193 países y de más de 700 entidades del sector privado e instituciones académicas, así como garantizar que las decisiones de la Conferencia de Plenipotenciarios, recientemente celebrada en Dubái, sean llevadas cabo para el mejor aprovechamiento de las telecomunicaciones.

La UIT es un organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas, del cuál México es miembro desde 1906, siendo en 1953 la primera
ocasión en que el país fue electo para ser miembro
del Consejo.

La UIT tiene un rol fundamental para el desarrollo de las telecomunicaciones, la estandarización y el uso armonizado y eficiente de espectro en el mundo. Por ello, es fundamental participar en los trabajos de la UIT, como es el caso del grupo que discute el futuro desarrollo y uso del espectro para las telecomunicaciones 5G y las que le sucedan, en el cual el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene un rol activo.

Ser parte de estos trabajos es esencial para estar a la vanguardia de las telecomunicaciones. Por ello, México presentó mi candidatura a la Junta del Reglamento de Radiocomunicaciones (RRB, por sus siglas en inglés) a propuesta del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y con el aval del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso. Es fundamental destacar el apoyo a esta candidatura por parte del IFT, en forma coordinada con Promtel, así como el apoyo decidido del subsecretario de Comunicaciones, Edgar Olvera Jiménez, para impulsarla.

Gracias a este trabajo en equipo, se logró la segunda posición de México ante la UIT como uno de los 12 miembros de la RRB. El cargo obtenido es honorífico y compromete mis servicios en favor de la Junta para participar en las reuniones que se llevan a cabo en Ginebra, Suiza, así como en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones, a llevarse a cabo en Egipto a finales de 2019, con el financiamiento de los gastos por parte de la UIT.

El rol de la RRB está establecido en la Constitución de la UIT, que es un documento con nivel de tratado internacional. La RRB es uno de los medios establecidos para que el sector de radiocomunicaciones cumpla con su función de garantizar la utilización racional, equitativa, eficaz y económica del espectro, incluido el que utilizan los satélites.

Es necesario recordar que el sector de radiocomunicaciones de la UIT es uno de los que más interés representa y su labor está principalmente mandatada por la forma en la que se acuerda el uso del espectro por parte de los 193 países miembros de la Unión. Este mandato se materializa en un tratado internacional, que es el Reglamento de Radiocomunicaciones. Cabe señalar que dicho tratado es la base para la expedición del Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias que establece el uso del espectro en México.

En este sentido, los miembros de la RRB se encargan, entre otras tareas, de la definición de las reglas de procedimiento para la aplicación del Reglamento de Radiocomunicaciones, y del estudio de cualquier otra cuestión que no pueda ser resuelta por la aplicación de dichas reglas. Asimismo, revisa los recursos presentados contra las decisiones de la Oficina de Radiocomunicaciones sobre asignación de frecuencias.

Ser miembro de la RRB es un honor que otorgan los países miembros de la UIT, que implica la responsabilidad de atender a estas obligaciones.

México refuerza su posición en los cuerpos de decisión de la UIT para poder utilizar las telecomunicaciones de la mejor forma. Esta es una época de acelerado desarrollo tecnológico en el que se proyecta que tecnologías que anteriormente no habían podido ser implementadas, lo serán.

Tal es caso de las satélites de órbita baja, que tienen el potencial de contribuir decisivamente a terminar con la brecha digital de cobertura de servicios e internet, entre otros temas de un sector que muestra un alto dinamismo en México y en el mundo.

 

Director general del Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel)

Comentarios