Muchos le deben una disculpa a Maradona

Enrique Beas

No lo han visto trabajar y fue la piñata de los medios por su forma de hablar, de bailar, de festejar

El Diego de la gente, el de la zurda inmortal, el del barrilete cósmico, el de la mano de Dios, el de las adicciones a la pelota que no se mancha, el Diego campeón del mundo, Diego Armando Maradona sigue cautivando la historia del Ascenso MX.

No repetiré mi texto de cuando llegó a México, sólo me gustaría leer, escuchar y ver a todo aquellos que no se cansaron de criticarlo y juzgarlo. No lo han visto trabajar y fue la piñata de los medios por su forma de hablar, de bailar, de festejar. Fue víctima de constantes descalificaciones. Ese es el nivel del debate ante la segunda final consecutiva de Diego Armando Maradona en una liga que no conocía, que de seguro ni la había visto.

Por eso se me hace ridículo que ante otro torneo lleno de protagonismo por El Diego de la gente —llegando tarde por una intervención médica y compromisos sociales de sus familiares cercanos— arribó a la segunda fecha; se le había complicado el arranque de la campaña, pero de nuevo enrrachó al equipo y la Liguilla que ha jugado de nuevo es de un equipo que ataca bien, respeta el espectáculo y prometen una segunda final seguida muy entretenida y espectacular como lo fue la del torneo anterior que muchos vimos gracias a la historia del gran criticado cómodamente por tanto lengua/pluma fácil que tenemos ante un ser humano que sólo llegó a darle una exposición que nunca creyó tener una franquicia del ascenso.

En fin, allá ellos. Sólo queda gozar de 180 o 360 minutos de partidos muy emocionantes entre Dorados y San Luis, dos equipos que sí pueden ascender y estar en la Primera División El próximo torneo. ¡Bienvenidos, bienvenidos! A esos días en los que muchos le deben una disculpa a Maradona.

Guardando favorito...

Comentarios