Se encuentra usted aquí

La eterna falta de apoyo

11/02/2018
00:20
-A +A

Es esta etapa del año, cuando el espíritu puro de la competencia, del “ser más rápido”, “más alto”, “más fuerte” se combina con una enigmática visita “diplomática” de las Coreas. Meses de un vaivén y una difícil relación entre estos países, una situación de continuas diferencia ideológicas irreconciliables que datan desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando  eran una colonia de Japón.

De 2000 a 2007 Pyongyang fue el epicentro de dos cumbres intercoreanas donde firmaron una carta de buenas intenciones, la Declaración Conjunta del Norte y Sur; hoy  es un recuerdo histórico porque se confirma que el infierno está lleno de buenas intenciones.

Por más que leo esto me resulta irrisorio y a la vez poco creíble, pero créanme está pasando, una visita diplomática. Es como un vegetariano que jura su nulo amor por la carne y va a casa de su némesis y come carne; lo complicado de las relaciones humanas. 

Pasando a lo deportivo… los ojos del mundo (cada quien ve el mundo dependiendo su lugar geográfico, y así, el mundo es nuestro querido México) en estos momentos no están en los Juegos Olímpicos Invernales y de verdad es una pena, quizás el horario, la falta de difusión o lo lejano que nos resulta como país este tipo de competencias. Y ahí hay una delegación mexicana, bueno dejémoslo con que tenemos representación en los Juegos.

Germán Madrazo, Sarah Schleper, Roberto Franco y Rodolfo Dickson son nuestros cuatro fantásticos, que no viven en nuestro país y casi no hablan fluido español, pero quién se fija en los detalles. En lo que  debemos prestar atención y poner manos a la obra es en que los atletas sufren para representar a nuestro país.

Son sus familias las que terminan absorbiendo los gastos. Roberto Franco, el mexicano-estadounidense quien eligió, y subrayo “eligió” representar a nuestro país en esquí estilo libre tras calificar dentro de los mejores 30 del mundo en la Copa del Mundo, tuvo que conseguir los medios para seguir practicando.

Patrocinadores, amigos y familia son los que proporcionan los medios necesarios. Me pregunto ¿dónde queda el apoyo al atleta? ¿cómo esperamos conseguir resultados distintos si repetimos los mismos patrones? ¿creemos que con el esfuerzo individual del atleta y de la familia tendrá nuestro país la primer presea en una justa de invierno?

La finalidad de esto no es criticar ni señalar las carencias de apoyo al atleta amateur, porque eso no es algo nuevo, sino pensar, hasta cuándo seguiremos con la misma tendencia. Con lo único que me quedo es que de nuestros atletas en esta fiesta presenciada por 35 mil asistentes y a través del orbe donde hubo una visita inesperada y una fiesta al deporte amateur.

Comentarios