Suscríbete

Acción desesperada auriazul

Christian Mendoza

Los Pumas dieron el mal ejemplo de un vicio de quienes manejan los hilos del futbol mexicano: correr en círculos y cortar la cabeza más inmediata, la del director técnico.

Francisco Palencia firmó, en su tercer torneo, uno de sus peores inicios. Su cese en la sexta fecha es precipitada y una acción desesperada de la cúpula universitaria, quien opta por su vicepresidente Sergio Egea de interino. ¿Puede ser peor? Mínimo, el proyecto debió aguantar a la novena jornada, en la visita a Chivas, o hasta la eliminación.

Si hacerse a un lado salió del propio Palencia, seguro es porque no mira la salvación de ese barco.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios