AMLO, Anaya y Meade de cara a la sociedad civil

Carlos Heredia Zubieta

Hay reveladores contrastes en la manera en que cada uno de los tres candidatos ve a los organismos de la sociedad civil.

“Le tengo mucha desconfianza a todo lo que llaman sociedad civil o iniciativas independientes”, dijo AMLO en un debate transmitido el 21 de marzo por Milenio TV. 

Empecemos por una definición: los organismos de la sociedad civil son aquellos que nacen a partir de la participación de los ciudadanos organizados en la vida pública.  

En el México de 2018 le debemos a organismos civiles como @Pajaropolitico y @MXvsCORRUPCION habernos enterado de la #EstafaMaestra.  Gracias al colectivo #FiscalíaQueSirva hemos puesto el dedo en el renglón sobre la procuración de justicia. @mexevalua, @MexicoComoVamos y @FundarMexico nos permiten asomarnos a los vericuetos del Presupuesto de Egresos de la Federación.  El @CIDE_MX ha planteado el imperativo de acceso a la #JusticiaCotidiana para trabajadores, ciudadanos, emprendedores, comunidades y familias, así como en los tribunales y en las escuelas. El @CentroProdh trabaja con los familiares de las víctimas de la violencia

El Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico @IDICmx disecciona alcances y limitaciones de la política económica y comercial.  Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo @Iniciativa_pcd hace un ejercicio de ciudadanía binacional vinculando a los mexicanos de aquí con las comunidades mexicanas en Estados Unidos. 

La novedad en 2018 es la convergencia entre la academia, los centros de pensamiento vinculados al sector privado, y numerosos OSCs forjados en el acompañamiento a las reivindicaciones de los sectores más empobrecidos.  Y lo es también una nueva forma de interlocución con el poder y con los partidos políticos: no a la subordinación, sí al pensamiento crítico. No vamos a ser meros espectadores mientras el país se nos deshace tras un sexenio desastroso. 

He participado en OSCs por cuatro décadas.  Y sí, también los OSCs incurrimos en generalizaciones simplistas: “Nosotros somos los buenos, mientras que el gobierno, los partidos políticos y los poderosos son los malos”.  Justamente por eso es preciso hilar fino y escudriñar cómo los candidatos se posicionan frente a la sociedad civil.

AMLO dice que la sociedad civil ha promovido organismos autónomos que encubren la corrupción. Quien ha pervertido la naturaleza de los organismos autónomos no han sido los OSCs, nos recuerda Cecilia Soto.  Fue @JoseAMeadeK quien despreció al @INEGI al imponer a Paloma Merodio aunque no cumpliera con la ley y ahora invita a @XimenaPuente comisionada del @INAI a la lista pluri de la Cámara de Diputados. 

La Iniciativa @Ahora le planteó un diálogo público tanto a #Morena como a la coalición Por México al Frente. Sólo aceptó el Frente y allí estuvo Ricardo Anaya. En ese diálogo Lucía Riojas nos recordaba cómo se hace camino al andar: “Desde distintas geografías historias, edades y pensamientos políticos, nos reconocimos en medio de la barbarie.  Nos abrazamos para caminar juntas y hacer frente a los dolores comunes”. 

Hay quienes piensan que los dirigentes de organismos civiles se contaminan o traicionan la causa por buscar un cargo de elección popular.  

Y @LuRiojas misma replica: Tenemos claro que debemos contestar una pregunta. ¿Para qué queremos el poder? Decidimos dar un paso para hacer política porque no queremos un régimen que excluya a la mayoría.   

Como señala acertadamente @mariocampos: “Pues yo celebro que alguien con agenda de derechos humanos y democracia pueda llegar al Congreso… ¿me habría gustado más como independientes? sí, pero se nos olvida que los partidos los pagamos los ciudadanos y de vez en cuando es bueno que sirvan a gente valiosa”. 

Profesor asociado en el CIDE.
@Carlos_Tampico
Guardando favorito...

Comentarios