Rompecabezas fiscal

Alberto Barranco

Al grito de México nunca pierde, y cuando pierde arrebata, existen voces en alarde de que la reforma fiscal de Donald Trump nos hace los mandados frente a los "estímulos" de cara a las inversiones que se siembren en las llamadas Zonas Económicas Especiales

Si allá la tasa del Impuesto sobre la Renta baja de 35% a 20%, aquí no se tributará durante 10 años, en tabla rasa que alcanza hasta cargas patronales en materia de prestaciones sociales.

El problema, naturalmente, será convencer a los apostadores de que ahí se está sembrando el nuevo paraíso terrenal.

Ahora que, con los pies más asentados en la tierra, la Coparmex se lanza al ruedo con una propuesta menos etérea: homologar la tasa del ISR con el promedio de los países integrados a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es decir reducirla de 30% a 24.66% y de pasadita devolver a 100% la posibilidad de deducción en prestaciones sociales.

En el abanico, se plantea además un escenario de compensación. Desde un ángulo reducir gradualmente 10 puntos porcentuales del tributo sobre la renta y desde otro generalizar el cobro del Impuesto al Valor Agregado.

Esto implicaría eliminar las tasas cero en materia de alimentos y medicinas.

Ahora que otros plantean el regreso del Impuesto Empresarial, a Tasa Única, IETU, en cuyo marco se desterraron los regímenes especiales y se cancelaron las deducciones extraordinarias que reducían drásticamente los tributos del Impuesto Sobre la Renta.

Este lo aprobó el Congreso al inicio del segundo gobierno panista, extendiéndose cinco años, de 2008 a 2013.

El punto fino del gravamen era permitir las regalías entre partes independientes y prohibirlas en los casos de partes relacionadas.

Durante la vigencia del tributo docenas de empresas gigantes buscaron un amparo, estrellándose las solicitudes ante una resolución de la Suprema Corte que lo declaró constitucional.

Ahora que algunos más proponen que en una eventual reducción de la tasa del ISR el fisco se compense con mayor fiscalización para ampliar la base y apretar a evasores o elusores.

En el marco de la discusión se apunta un dato que emana de la Oficina de Presupuesto de Estados Unidos, quien realizó un cálculo real de tributación, es decir, asumidas las deducciones, que nos mantendría en ventaja aún con la reforma.

Según ello la tasa efectiva en el país del norte sería de 18.6%, al eliminarse la mayoría de deducciones, en tanto en México se mantendría en 11.9%.

Lo cierto es que aun con la promesa del nuevo secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, de mantener competitivo al país en materia fiscal, pareciera misión imposible reducir la tasa del Impuesto sobre la Renta, dado que el tributo se privilegió en el marco de la reforma fiscal.

La tendencia en la mayoría de los países apunta a recargar la tributación en el consumo.

En naciones latinoamericanas y del Caribe 28% de los ingresos fiscales dimanan del Impuesto al Valor Agregado.

Hasta mayo pasado, cuando el monto recaudado por el Servicio de Administración Tributaria alcanzaba un billón 186 mil 700 millones de pesos, la aportación del ISR era cercana a 50%.

El monto alcanzó 575 mil millones de pesos.

¿Cuál será la pieza clave que embone en el rompecabezas?

Balance general. Colocado en la cuerda floja de cara a una investigación que realiza el Órgano de Control Interno del Instituto Mexicano del Seguro Social por irregularidades en el otorgamiento de un contrato cuya licitación debió anularse, hete aquí que el delegado de la instancia tripartita en Puebla, Enrique Doger Guerrero, prepara su renuncia para pelear la candidatura del PRI a gobernador.

En el escándalo se determinó que la convocante a un concurso para servicio de diálisis peritoneal subrogado lo había confeccionado como traje a la medida a la empresa estadounidense Baxter.

En la carambola renunció el director general de la firma, Jaime Alberto Upegui, en tanto Doger Guerrero se mantenía firme en el cargo.

Las supuestas maniobras de la empresa para generar contratos han sido denunciadas en la tribuna de la Cámara de Diputados por los legisladores Francisco Javier Pinto Torres y Ricardo Abdalá, además de integrantes de la Comisión de Salud.

¿No que no? ¿Se acuerda usted de la barrera artificial que le colocó Estados Unidos a nuestras exportaciones de aguacate, alegando causales de carácter fitosanitario?

Hete aquí que en la posibilidad de que el veto se eternice México logró ya introducir el producto hacia los países de la Unión Europea, con apoyo de un certificado de la Organización Mundial de Comercio que ubica al país como zona libre o de baja prevalencia de plagas.

El compromiso lo apuntaló un Proyecto de Promoción y Exportación del Aguacate diseñado en 1984 a través de un financiamiento a fondo perdido por parte de la Comunidad Económica Europea.

La expansión del fruto logró demostrar su inocuidad.

Bajo el marco se había logrado abrir el mercado en 19 estados de la Unión Americana, extendiéndose paulatinamente al resto.

La carta fuerte del país es la cosecha de Michoacán.

Crece tasa líder. En acto reflejo frente a la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de incrementar en 25 puntos-base la tasa de interés de referencia, el Banco de México lanzó de inmediato la réplica.

Con el movimiento el nivel líder se sitúa en 7.25% al año para mantener el atractivo en materia de inversiones de portafolio del capital extranjero. El quinto salto del año.

El marco apunta además a colocar un blindaje al peso frente a las fluctuaciones del mercado.

¿Cuál remanente? Colocado el énfasis de las plataformas electorales de los precandidatos a la Presidencia de la República en las promesas de incrementar los programas de ayuda social, el representante de la coalición México al Frente, Ricardo Anaya, plantea reforzar año con año la bolsa con los excedentes del presupuesto.

El problema es que no hay excedentes desde el ultimo año de gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari.

El discurso, entonces, hablaba de un remanente en las finanzas públicas equivalente a medio punto del PIB.

El caso es que un día antes de ser asesinado, el entonces candidato priísta a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, había criticado el escenario en una cena con empresarios de Culiacán.

El malogrado político había utilizado un símil en que planteaba a un jefe de familia con uno de los bolsillos llenos de dinero y otro vacío, mientras los hijos andaban descalzos, la casa se estaba cayendo y la comida era escasa.
 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios