Se encuentra usted aquí

Oxígeno a Meade por guerra comercial

Colocados Canadá y México en tabla rasa por Estados Unidos de cara al impuesto de ingreso al acero y aluminio con proa a la Unión Europea, se pretende darle respiración artificial al candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, como el hombre clave en el escenario de una guerra comercial con el país del norte
04/06/2018
02:01
-A +A

La razón es simple: el ex secretario de Hacienda es quien está más empapado del tema en relación con los otros posibles, es decir Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, al margen de la cerrazón del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien concibe el libre comercio desde la óptica simple de la balanza comercial, es decir si su país está en desequilibrio hay que arrebatar, Meade está en un equipo perdedor de cara a la capacidad negociadora del país.

Centrada prácticamente la diplomacia con la Casa Blanca en la amistad del canciller, Luis Videgaray, con el yerno de su huésped, la cosecha ha sido nula.

Al error garrafal de invitar al candidato republicano y darle trato de estadista para que horas después insistiera en que México pagará el muro de la ignominia, se anota uno y otros golpes bajos al país, del asunto de los dreamers al lanzamiento de propuestas inaceptables de cara a la renegociación del TLCAN.

Videgaray, el hombre que empujó la candidatura de Meade, ha tenido un protagonismo excesivo en la negociación, cuya batuta la lleva en papel la Secretaría de Economía.

La piedra en el zapato, pues.

Aplaudida la “valentía” del gobierno mexicano al devolver el golpe a Estados Unidos, imponiendo a a su vez aranceles a las exportaciones de su país que compensen el daño, no haberlo hecho habría sido ignominioso, dado que las reglas del comercio internacional permiten el ojo por ojo contra golpes unilaterales y artificiales.

Sería imposible sostener ante un panel de solución de controversias de la Organización Mundial del Comercio la validez del justificante de seguridad nacional para fijar una barrera de ingreso al acero y aluminio.

Cada país es dueño de la estrategia, midiéndose la contundencia de la respuesta de cara a los daños que puede causar al país agraviante.

La apuesta apunta a dos vías: se levanta la causa del daño… o el país que lo impuso responde con nuevos aranceles, desatando una guerra comercial.

Y aunque en el ramillete de aranceles México coloca los quesos Made in USA, cuyas exportaciones han crecido notablemente, el golpe que acusó de inmediato Trump fue el asestado por Canadá.

En su represalia, el país de la hoja de arce anuncia aranceles a diversos productos de Estados Unidos por un total de 16 mil 660 millones de dólares,

La reacción de Trump fue explosiva: “Canadá ha tratado muy mal a nuestras empresas agrícolas por mucho tiempo. ¡Es muy restrictivo en el comercio! ¡Deben abrir sus mercados y retirar sus barreras comerciales! Reporta un enorme superávit comercial con nosotros”.

Por lo pronto, la Unión Europea ya se adelantó a México y Canadá al solicitar consultas a la Organización Mundial del Comercio por las medidas unilaterales de Estados Unidos.

Adicionalmente al manazo en la mesa, el republicano amenazó ahora con posibles acciones contra las exportaciones de madera.

La amenaza, sí, reclama estrategias, sólo que nuevas, no parchando el más de lo mismo.

Balance general. Las señales apuntan a que el quebranto provocado al erario de Veracruz por Javier Duarte es cuatro veces mayor al calculado.

Durante su gobierno rapaz se contabilizan 400 empresas fantasma cuya estructura y operación apuntan en dirección distinta a la que investiga la Procuraduría General de la República.

En una investigación de más de un año por parte de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, y Animal Político, se encontró que 57 de ellas recibieron contratos públicos por 3 mil 612 millones de pesos.

En principio se habló de 38 firmas receptoras de 908 millones.

Las firmas, constituidas legalmente pero sin capacidad para cubrir los contratos, entrelazan sus socios a personas cuyo nombre se repite una y otra vez.

Algunas de ellas, sirvieron sólo como comparsas en las licitaciones, es decir competían para llenar el expediente.

De las 52 más importantes, 30 han sido boletinadas por el Servicio de Administración Tributaria como inexistentes o fantasma.

Raíz blanquiazul. Aunque su presidente, Gustavo de Hoyos, jura y perjura que los empresarios que “orientan” a sus trabajadores sobre hacia donde no apuntar su voto en la elección presidencial no tienen partido ni candidato, lo cierto es que el sindicato patronal en la coyuntura ha recuperado su liderazgo político, y de pasadita al tufo panista.

En su presidencia, como usted sabe, han desfilado personajes de renombre blanquiazul como Carlos Abascal y Manuel Clouthier. Durante el gobierno echeverrista los embates contra el contenido de los libros de texto gratuito salían de sus filas.

La Coparmex ha coptado la presidencia del Consejo Coordinador Empresarial. Tanto el actual, Juan Pablo Castañón, como el anterior, Gerardo Gutierrez Candiani, salieron de sus filas.

Escandón otra vez. En el sigilo de lo oscurito, Pablo Escandón Cusi fue reelecto para un periodo más al frente de la Fundación Mexicana por la Salud, cuya presidencia ejecutiva se encuentra acéfala tras la renuncia por desencuentros de José Campillo.

Como usted sabe, el presidente de Nacional de Drogas se colocó en el centro del escándalo en la sospecha de simulación en la compra de 50% de capital se su similar distribuidora de medicinas Marzam.

De acuerdo con las revelaciones tras la filtración de los llamados Papeles de Panamá, la operación se habría ocultado tras una empresa creada en un paraíso fiscal.

El asunto lo investiga la Comisión Federal de Competencia, quien le había dado el visto bueno a la compra planteada por un fondo, es decir enmascarando una concentración delicada.

Sigilo. A la callada, dado que no hubo acceso a prensa, el candidato a la Presidencia de la República deTodos por México, José Antonio Meade, se reunió hace unos días con el Consejo Directivo de la Concamin, que encabeza Francisco Cervantes.

Coppel, 12 años. En su décimo segundo año de presencia, la afore Coppel mantiene el primer lugar del sistema en número de clientes registrados. La cifra llega a 9 millones 82 mil 380. Estamos hablando de 21.8% del total. El éxito, dice, es su atención personalizada. Yo no fui. Aunque el dato se ha publicado en varias ocasiones sin ser desmentido, la afore XXI Banorte señala que no existe en sus registros que se hayan adquirido Certificados de Capital de Desarrollo (CKD’s) emitidos para apuntalar a la empresa Oro Negro, en graves problemas de subsistencia.

Periodista, cronista de la Ciudad de México, hombre de letras y, al mismo,tiempo profesional de la economía. Analiza en la radio y en la prensa los difíciles problemas financieros del país y del...

Más sobre el autor