¿Hay Plan B fiscal?

Alberto Barranco

La buena noticia, en la amalgama de las propuestas de reforma fiscal que envío el presidente Donald Trump al Senado y a la Cámara de Representantes, es que finalmente la tasa del Impuesto Sobre la Renta para corporativos se ubicará en 21%. La mala es que el escenario entra en vigor un año antes de lo previsto por la Cámara Alta, es decir en 2018

Si el país tenía 12 meses para preparar el antídoto frente a la posibilidad de desaliento de inversionistas de cara a nuevos proyectos o los ya sembrados, ahora tendrá que hacerlo sobre la marcha.

El escenario se vuelve más complicado con dos disposiciones adicionales: una que obliga al pago de una tasa de 15.5% sobre el efectivo que mantienen inversionistas fuera del país, con la novedad de otro de 8% sobre activos menos susceptibles de liquidez inmediata.

La segunda le permite a las empresas instaladas allende las fronteras repatriar ganancias en efectivo para recompra de acciones sin tener que cubrir un gravamen de 35%.

Quizá por ello, vía un Decreto, el presidente Enrique Peña Nieto extendió ayer el ámbito de las Zonas Económicas Especiales hacia Yucatán, concretamente el Puerto Progreso, cubriendo en el marco el de Salina Cruz, Oaxaca, el de Coatzacoalcos, Veracruz, y el de Chiapas.

Aunque no se anuncia como Plan B, dado que la semilla se sembró aún antes de que Donald Trump llegara al poder, es evidente que el país está tratando de equilibrar la cancha vía los incentivos fiscales para inversiones que lleguen a la zona, por más que la infraestructura está aún por construirse para hablar de ciudades industriales.

Fuera del oasis, en el país la tasa del Impuesto sobre la Renta para empresas es de 30% al que se agrega un 10% de PTU, y en el caso de los corporativos se cubren impuestos por dividendos a tasas de 6%.

Minimizado originalmente el golpe por el gobierno bajo tres considerados: La posibilidad de engrosar el de suyo peligroso déficit ingreso-egreso en Estados Unidos; el rechazo de las políticas de Trump por parte de un segmento de la mayoría republicana en ambas Cámaras, y el que en la letra chiquita la reforma no era tan benéfica para los corporativos, dada la eliminación de deducciones, de pronto resultó que el hipotético marco resultaba más peligroso que la cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

La razón se inscribe en el nulo margen de maniobra para reducir la carga impositiva, ya por la abultado del servicio de una deuda integral elevada a niveles de escándalo; ya por la imposibilidad de equilibrar el marco reduciendo el ISR e incrementando el IVA en pleno año electoral.

Como usted sabe, pese al cacareado presupuesto base cero, el país enfrenta compromisos de años como el del pago de los rescates bancarios y carreteros; el apoyo a los fondos pensionarios en déficit de reservas, y las contribuciones al ahorro de retiro de los trabajadores, que superan 82% de los ingresos.

Y aunque este año el fisco se llevó una tajada importante de recursos vía el gasolinazo, de recurrirse a la estratagema se perdería el hilito de credibilidad que le queda a la reforma energética. ¿No que los precios al público se habían liberado? ¿No que bajaría el costo de los combustibles?

El problema es que en la cascada la puesta en escena del desbalance fiscal con Estados Unidos podría provocar mayor depreciación de la moneda con la novedad de que una eventual salida de empresas disminuiría la recaudación.

¿Nos jugamos el impacto sólo con las Zonas Económicas Especiales?

Balance general. Aunque para el Consejo Coordinador Empresarial la posibilidad de que el país termine el año con un crecimiento de entre 1.8% y 2.3% es positivo, se lamenta que el salto sigue siendo inercial con una ola que se prolonga ya más de 30 años.

En lugar de mejorar el escenario que permite fortalecer la confianza, éste ha seguido deteriorándose. No podemos garantizar —dice— que la economía crezca en un entorno donde no se garantiza la integridad de las personas ni su patrimonio.

La inversión pública en materia de infraestructura no cumple su rol de impulsar mayor inversión ni mejorar la competitividad con la reducción de los costos logísticos.

El país sufre aún los estragos provocados por el ajuste a los precios del gas doméstico y las gasolinas en rangos superiores a 30% y 20%.

Terminar el año con una inflación de 6.6% menguará el poder adquisitivo de los trabajadores.

La cúpula empresarial urge a la aprobación de la nueva Ley de Mejoras Regulatoria que simplifique trámites y elimine obstáculos a la inversión.

Quesos europeos. Hace unas semanas la empresa Lala de Eduardo Tricio colocó en el mercado una gama de quesos de nombres europeos aunque elaborados en México, en envases de lujo que mantienen intacta su frescura.

La variedad cubre regiones de España, Italia, Francia, Suiza y Alemania.

El caso es, como usted sabe, de prosperar la exigencia de los negociadores de la Unión Europea de cara a la modernización del Tratado de Libre Comercio con México, los productos ya no podrán producirse en el país, al menos con las marcas.

La región tiene las denominaciones de origen, que obligan a importarlos de las regiones o cambiarles la etiqueta para venderlos a nivel de imitación.

El problema es que en el rebote tampoco podría el país seguir adquiriendo quesos que se producen en Estados Unidos con las marcas europeas, con énfasis en gorgonzola, asiago, manchego, fontina y grana padano.

¿Y Lagos? Hoy se cumple un mes del asesinato de Adolfo Lagos Espinosa, vicepresidente de Telecomunicaciones de Televisa, sin que se haya transparentado bien a bien la historia.

La versión que aparentemente quedó intacta la dio la Procuraduría General de Justicia del Estado de México: el ex banquero fue alcanzado por una bala 9 milímetros disparada por uno de los dos escoltas que lo seguían en su travesía en bicicleta en la carretera Piramides-Tulancingo, en un intento de asalto por parte de dos hombres armados.

Lo cierto es que la instancia judicial rompió todas las marcas en materia de esclarecimiento, dado que a las 11 de la noche del día trágico, cuando el cuerpo estaba siendo velado, acudieron policías y forenses a extraer la bala incrustada en el costado derecho.

Las pistolas de los escoltas estaban en su poder.

El caso es que a las siete de la mañana ya estaba listo no solo un boletín, sino un video en que se explicaba a detalle la dirección del cuerpo, el forcejeo y hasta la posición de los guardias.

Los asaltantes, que habían sido identificados, no se han apresado.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios