Se encuentra usted aquí

Que nadie sufra de hambre en América Latina y el Caribe

17/02/2018
02:17
-A +A

¿Qué es lo que los países deben hacer para lograr el objetivo Hambre Cero de Desarrollo Sostenible? ¿Cómo los Estados impulsan una agricultura sostenible y resiliente frente a los efectos del cambio climático?

Esto será tratado por los 33 países miembros de la FAO en la 35 Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, del 5 al 7 de marzo en Jamaica.

Uno de los objetivos es definir las prioridades para apoyar a los países en sus estrategias políticas, programas e instrumentos para implementar una agricultura sostenible y mejor que pueda ayudar a enfrentar los desastres naturales.

La FAO apoya a los países de la región en la planificación, ejecución, evaluación y monitoreo de iniciativas que han fomentado el uso sostenible de su diversidad biológica, incluyendo los modos y sistemas de vida de los pueblos indígenas, los pescadores, comunidades colectoras de frutos de los bosques, los pueblos de montaña y comunidades campesinas para la gestión sostenible de bosques, mares, ríos, lagos, regiones ribereñas y regiones áridas y semiáridas.

En Jamaica, los ministros y secretarios de Estado, representantes de organizaciones no gubernamentales, académicas, líderes y dirigentes de la sociedad civil y movimientos sociales establecerán directrices estratégicas sobre seguridad alimentaria y nutricional para la región.

La conferencia definirá las iniciativas y acciones de la FAO para el cumplimiento de la Agenda 2030, pero alineada y articulada con las prioridades de la planificación del desarrollo de los países. Las naciones también compartirán los avances de la agenda de Cooperación Sur-Sur, particularmente los avances de los planes regionales y subregionales de seguridad alimentaria y nutricional (SAN), como el Plan SAN CELAC al 2025 y el exitoso programa Mesoamérica Sin Hambre de la Agencia Mexicana de Cooperación para el Desarrollo.

Un tema clave será la financiación de las políticas públicas nacionales de desarrollo para la adaptación y la mitigación del cambio climático. Considerando que los recursos nacionales no son suficientes para enfrentar el problema global, los países platicarán sobre mecanismos de financiamiento para cumplir la Agenda 2030 y los compromisos nacionales, firmando en el Acuerdo de París, así como el rol de la FAO para apoyar técnicamente los países para acceder a los fondos ambientales.

Otros temas relevantes serán la erradicación del hambre, el sobrepeso y la obesidad, la erradicación de la pobreza extrema y la pobreza rural, y el cómo mejorar la alimentación de la mano de la agricultura familiar y la pesca artesanal.

También serán debatidos mecanismos de cooperación para resolver las causas de la migración internacional, entre ellas la violencia y los efectos del cambio climático; es decir, cómo fomentar la resiliencia y proteger los medios de vida de las familias rurales en situación de riesgo frente a los fenómenos extremos relacionados con el clima y desastres económicos y sociales.

Se dialogará sobre cómo los pequeños productores y los pueblos indígenas pueden transformar los sistemas agroalimentarios locales y regionales tornándolos más incluyentes, sostenibles y resilientes para la alimentación sana y accesible.

El director general de la FAO, doctor José Graziano da Silva, en el cierre de la 34 Conferencia Regional, señaló que la región necesita capitalizar aún más su rol como potencia agroalimentaria apoyando a la agricultura familiar y desarrollando las zonas rurales, pues ahí se concentran los mayores focos de pobreza y hambre.

Estaremos atentos a la 35 Conferencia Regional, de tal modo que podamos ver concretada pronto la América Latina y el Caribe que queremos: un territorio libre del hambre, sin pobreza, sin desigualdad y con justicia social.

 

Representante de FAO en México

Más sobre el autor

 

COMENTARIOS