Diagnostican la apicultura mexicana

Abarca las cinco regiones apícolas del país, en busca del origen y soluciones a problemas en la producción de miel

Elaboran diagnóstico de la apicultura mexicana
(FOTO: Especial)
Ciencia y Salud 04/04/2018 10:08 Redacción Ciudad de México Actualizada 10:08

La apicultura es la rama de la zootecnia que se encarga de la cría, desarrollo, producción, patología y manejo de abejas para la obtención de sus productos como miel, cera, polen, jalea real, veneno y propóleo, además de generar también subproductos como jabones, shampoos, cremas o vinos.

Los productores mexicanos utilizan Apis mellifera, la abeja europea;, abejas meliponas o sin aguijón, que son nativas de nuestro territorio; y la abeja africana Apis mellifera scutellata.

Adriana Correa, jefa del Departamento de Abejas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, junto con el maestro Ricardo Anguiano, coordina un amplio estudio que abarca las cinco regiones apícolas del país. La motivación inicial fue identificar si la pérdida de abejas, tal como se ha registrado en otras partes del mundo, está ocurriendo en el país.

En Estados Unidos, Europa y Australia hay preocupación por la pérdida de colonias de Apis mellifera. A este fenómeno se le ha llamado “colapso de colmena”.

“Iniciamos con un acercamiento a los apicultores; les pedimos que respondieran un cuestionario para detectar sus principales preocupaciones o inconvenientes. Notamos que les inquieta la disminución de la producción de miel. Ellos perciben que hace unos años obtenían mayor cantidad”, comentó Ricardo Anguiano, académico de la FMVZ y coordinador adjunto del proyecto.

Sin llegar a considerarse el colapso colmena que ocurre en otros países, los investigadores han confirmado pérdida masiva de Apis mellifera en algunas regiones del país como la zona Norte, Pacífico y Sureste.

Posibles causas
Para averiguar el origen del descenso de poblaciones, la segunda parte del estudio consistió en la toma de muestras de panal y análisis de la cera, la cual retiene toxinas que están en contacto con las abejas.

“En los cuestionarios observamos que quizá el control de enfermedades no se realiza de manera eficiente. Lo confirmaremos una vez que hayamos concluido los análisis de datos”, agrega el profesor Anguiano.

Si de enfermedades se trata, el ácaro Varroa es el principal enemigo. Este se alimenta de la hemolinfa de la abeja, le provoca desnutrición, inhibe sus mecanismos sociales e individuales para responder a virus o bacterias provocándole una muerte lenta.

Esta investigación, que cuenta con el apoyo del SENASICA, SAGARPA, concluirá con la definición de recomendaciones a los apicultores, en especial a los pequeños productores que son la mayoría en nuestro país.

Ciencia UNAM, Dirección General de Divulgación de la Ciencia

Comentarios