Banca busca instrumentos para mitigar morosidad

Cuando un trabajador contrata un crédito con respaldo a su pago y cambia de banco cae en impago: Fitch
Servicios. Un producto con aumento en su índice de morosidad es la tarjeta de crédito, según Fitch. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
03/10/2017
01:38
Antonio Hernández
-A +A

[email protected]

Ante el incremento en la morosidad que ha presentado el crédito de nómina en la cartera de financiamiento al consumo por parte de los bancos, las instituciones financieras trabajan en mecanismos que mitiguen el alza en el impago por parte de sus clientes, informó la analista de Fitch Ratings, Verónica Chau.

Según la especialista, la portabilidad de la nómina ha provocado que cuando un trabajador contrata un crédito con respaldo a su pago semanal o quincenal, al cambiarse de banco el crédito se queda en la institución de origen, con lo que cae en impago.

“La banca está haciendo esfuerzos para ver de qué manera se puede establecer algún tipo de candado en este producto”, dijo.

Para Fitch Ratings, si bien la cartera de consumo de la banca comercial ha presentado una tendencia alcista en meses recientes, no representa una alarma para las instituciones financieras.

Chau explicó que el otro producto que presenta un alza en su índice de morosidad es la tarjeta de crédito; sin embargo, se trata de un crecimiento natural en el segmento al consumo del crédito por parte de los bancos.

Hasta agosto pasado, el índice de morosidad de la cartera de consumo de los bancos se ubicó en 5.46%, es decir 0.38 puntos porcentuales por arriba de lo registrado en el mismo mes de 2016.

Mejora perspectiva. Frente a un cambio en los indicadores económicos y perspectivas de crecimiento para 2017, Fitch cambió de negativa a estable la perspectiva del sector bancario en México, y prevé un aumento en el financiamiento en el crédito otorgado por los bancos al cierre del año.

Según Alejandro Tapia, analista de la firma, al finalizar el año el crédito crecerá entre 8% y 10%, debido a que los bancos han resistido el ambiente económico incierto de inicio de año.

Fitch Ratings explicó que el efecto para los bancos pequeños y medianos ha sido neutral o ligeramente negativo, debido a una estructura de costos de financiamiento más sensible a las tasas de interés.

Mantente al día con el boletín de El Universal