“El negocio se colapsó como una escalera”

Gerardo, socio de una compañía de ferias y exposiciones, intentó seguir operando, aunque sin éxito

“El negocio se colapsó como una escalera”
Desafío. El sector de ferias y exposiciones se enfrenta al reto de cumplir con la sana distancia. Archivo EL UNIVERSAL
Cartera 23/06/2020 01:56 Ivette Saldaña Actualizada 05:53

“El 13 de marzo paramos en la empresa y desde entonces se dio un colapso. Todos los eventos que teníamos se vinieron abajo”, recuerda Gerardo Márquez, socio de una pequeña compañía de diseño de stands para ferias, expos y convenciones.

Junto con su socio y 14 trabajadores más confiaban en que todavía se haría un evento para el fin de semana largo de la conmemoración del Natalicio de Benito Juárez —del 14 al 16 de marzo—, pero tres días antes les cancelaron y “como escalera las exposiciones empezaron a colapsar”.

Después de plantearse cómo enfrentar el problema, hicieron un evento virtual junto con una agencia de publicidad, pero no funcionó: “Se cayó la señal de internet y el evento. Lo que pudo ser un éxito fue un fracaso, porque no nos pagaron nada”.

También intentaron entrar en el negocio de la decoración, pero no hubo clientes porque la gente tenía miedo de contagiarse a través de los trabajadores que llegaran a remodelar a sus casas.

Además, en la Ciudad de México cerraron proveedores como tlapalerías, tiendas de pintura y de materiales de construcción, y la idea no despegó.

Luego de esos intentos mandaron a sus empleados a sus casas con la promesa de que les respetarían sus sueldos. Así que, sin recibir un ingreso ni cobrar pagos atrasados, mantuvieron los salarios por tres meses, pero esta fue la última semana.

La empresa opera con números rojos, debe a un diseñador que le trabaja, así como 100 mil pesos de renta, un préstamo bancario, y uno de los tres clientes que más le debe se declarará en quiebra, por lo que espera que los otros dos le paguen en cuanto se recuperen las ventas.

Aun con los problemas, hace unos días recibieron la llamada de un cliente, por lo que la compañía tiene la esperanza de que las cosas se reactiven para agosto o septiembre.

Aunque los dos socios confían en la recuperación, no tienen certeza de cómo será la nueva normalidad, pues operan en un sector en el que las exposiciones, ferias y convenciones deben seguir adelante, en momentos en que se pide la sana distancia.

Temas Relacionados
Gerardo Márquez empresa bancario

Comentarios