Prevén repunte de pobreza en 2017 por efecto de la inflación

El gasolinazo y su impacto en otros productos quitó a la población hasta 10% del poder adquisitivo, dicen especialistas

Disparidad. Para el CEESP, a pesar de que el salario mínimo pasó de 73.04 a 80.04 pesos, el aumento no compensó la subida de precios. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Cartera 17/02/2018 03:29 Ivette Saldaña Actualizada 04:01
Guardando favorito...

[email protected]

A causa de los niveles de inflación del año pasado, especialistas consideran que 2017 reportará un incremento considerable en el número de personas en situación de pobreza en el país.

A consecuencia de la caída del poder adquisitivo que registraron las familias “se va a incrementar de manera muy importante la pobreza”, dijo el director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada Pascal.

La fuerte inflación que inició por el gasolinazo y empujó el alza de precios, llevó a quitarle a la población 10% del poder adquisitivo, afirmó.

Agregó que debido a la alta dependencia de México a las importaciones de la gasolina, pues casi 70% del volumen de combustibles comercializados en el mercado interno viene del extranjero, es probable que los precios de este combustible sigan al alza.

Esa situación, en conjunto con la evolución del tipo de cambio, puede seguir impactando los precios de la canasta básica.

Para Foncerrada, las familias de más bajos ingresos sufren más la pérdida de poder adquisitivo. A pesar de que en 2017 se acordó incrementar el salario mínimo de 73.04 a 80.04 pesos, pero “no compensa la subida de precios”.

El coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM, Ignacio Martínez Cortés, dijo que la pobreza empeoró porque el alza en los precios no fue proporcional al aumento del ingreso laboral.

Ejemplificó que las familias no sólo deben dividir el ingreso entre sus integrantes, pues además tienen que distribuirlo para cubrir las diversas necesidades básicas.

Así que, al perder poder adquisitivo sus ingresos, por cada peso que les falte van a tener que recurrir a un recorte.

“El gasto que se conforma para atender educación, salud, vivienda y recreación se reduce y las familias tienen que pensar a qué rubro le van a quitar dinero”.

Consideró que a futuro, la reducción de la pobreza no será tan fácil porque “la microeconomía no está creciendo, no hay inversión fija bruta, no hay confianza del consumidor, la gente no va a comprar, entonces el comerciante no va a vender y no contratará personal, y si a eso le sumas el nivel inflacionario y el tipo de cambio, la situación es difícil”, opinó.

Esa situación explica los niveles de violencia, el incremento en robos y malestar social, agregó.

Temas Relacionados
2017 Economia
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios