25 | ABR | 2019
Decepciona al mercado el rescate de Pemex
El presidente Andrés Manuel López Obrador; el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el director corporativo de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez, dieron a conocer las medidas para mejorar la situación de la empresa. Foto: JUAN CARLOS. EL UNIVERSAL.

Bancos y calificadoras batean plan de AMLO para rescatar Pemex

16/02/2019
03:59
Antonio Hernández
-A +A
Fitch, Citi y JP Morgan cuestionan la estrategia; gobierno compromete apoyos por 107 mil mdp

Read in English

[email protected]

Las medidas de apoyo anunciadas ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador para fortalecer a Petróleos Mexicanos (Pemex) fueron duramente criticadas por bancos nacionales y extranjeros, así como por la calificadora Fitch Ratings, misma que hace dos semanas degradó la nota de la empresa petrolera.

En general, el plan decepcionó a los mercados, al considerar que se trata de medidas insuficientes para revertir el deterioro financiero de Pemex.

En una nota a inversionistas, el grupo estadounidense Citi advirtió que “el mayor problema que vemos es que ni la administración ni el plan de negocios de Pemex han cambiado (...) creemos que el gobierno no tiene el diagnóstico correcto del problema en la empresa”.

En el análisis “Segundo strike, plan de Pemex insuficiente de nuevo”, la matriz de CitiBanamex dijo que el mayor problema para Pemex es de solvencia, dado que bajo el plan de negocios del gobierno de López Obrador, la trayectoria a futuro de la empresa no es convincente.

“Creemos que Pemex no se volverá más eficiente ni rentable, ya que asignará capital a actividades de bajo rendimiento, no mejorará significativamente los procesos operativos y de gestión, y preferirá realizar la mayoría de las actividades por sí solo en lugar de asociarse con el sector privado”, expuso el grupo estadounidense.

Resaltó que las medidas anunciadas no son nuevas ni suficientes; la cantidad de apoyo de capital se anunció y se incluyó en el presupuesto de este año, así como las exenciones fiscales, que son limitadas para 2019, incluso después de que se incrementaron en el anuncio realizado ayer.

“El apoyo a las pensiones también se anunció desde 2016 y se evaluó dentro del balance de la empresa. Los ahorros en la reducción del robo de combustible no son convincentes dada la falta de información sobre la estrategia”, añadió Citi.

Julie Murphy, analista para América Latina de J.P. Morgan, se expresó en un sentido similar en un análisis para los clientes del banco.

“Estamos extremadamente decepcionados con las medidas. Después de dos semanas de alusiones a un apoyo adicional extraordinario para la compañía. Creemos que (...) es una decepción asombrosa. Es importante destacar que no creemos que las medidas muevan la aguja en absoluto en el frente de las calificaciones de agencias para Pemex”, escribió Murphy.

J.P. Morgan destacó que el gobierno parece no comprender la seriedad de la situación financiera de Pemex.

En el caso del principal grupo financiero que opera en el país, BBVA Bancomer, la opinión emitida fue en el sentido de que el anuncio del gobierno no resuelve los problemas estructurales de la empresa y, si bien se gana tiempo en tratar de mejorar sus finanzas, la calificación de Pemex se mantiene en riesgo.

“Desde nuestro punto de vista, tales medidas son insuficientes para resolver los dos grandes problemas estructurales de la empresa: el excesivo endeudamiento y el declive de la producción petrolera”, alertó.

De acuerdo con el grupo, para estabilizar la producción petrolera e incrementarla, la inversión aprobada por 273 mil millones de pesos para 2019 tendría que duplicarse y canalizarse predominantemente a actividades de exploración y producción.

Calificación sin cambio. Fitch Ratings dijo que las medidas de apoyo para reducir la carga fiscal de Pemex habían sido incorporadas en el reciente ajuste de calificación y son insuficientes para prevenir el deterioro de la calidad crediticia de la firma.

“Aunque la combinación de las medidas anunciadas para 2019 suman 5.2 mil millones de dólares y pueden ayudar a que la empresa reporte un flujo de fondos libre neutral y no incremente el nivel de deuda, las inversiones en exploración y producción se mantendrán presionadas y no ayudarán a mejorar la producción y la disminución en las reservas”, alertó.

Los recursos anunciados son menores a los 17 mil millones de dólares de requerimientos de efectivo anuales adicionales que la calificadora estima que Pemex necesita para detener la caída en la producción y en el nivel de reservas.

El pasado 29 de enero, Fitch bajó la calificación de Pemex en escala nacional a AA (mex) desde AAA (mex), así como la calificación del emisor en escala internacional en moneda extranjera y en moneda local a BBB- desde BBB+ con perspectiva negativa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios