Mentes enfermas Y la sangre que nos sale de donde sea

Por más descuidado, ofensivo, ignorante o políticamente incorrecto, Donald Trump se mantiene como el favorito para ser el candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos.
OTRAS
12/08/2015
00:00
-A +A
De vuelta a las andadas en la era de WhatsApp, Tinder y Snapchat. Escritora y periodista. Promotora de abrir la mente y liberar la palabra… y el cuerpo. Divorciada y mamá de dos adolescentes. Autora...
OTRAS

Por más descuidado, ofensivo, ignorante o políticamente incorrecto, Donald Trump se mantiene como el favorito para ser el candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos.

Una de las polémicas más recientes se desató el fin de semana a raíz de que Trump fuera confrontado por Megyn Kelly, de Fox News, por referirse a las mujeres como pigs, dogs and slobs (cerdas, perras, inútiles). En una entrevista posterior con otro comunicador, Trump describió la rudeza con que Kelly lo había tratado: estaba tan enojada que “le salía sangre de los ojos, sangre de su donde fuera. . .” (you could see there was blood coming out of her eyes, blood coming out of her wherever), lo que fue interpretado como una insinuación a su ciclo menstrual.

Y la furia se desató por todos lados: redes sociales, mujeres y enemigos de Trump, pero también seguidores suyos que arrancaron una campaña de desprestigio contra Kelly. Tampoco faltó la reacción de sus opositores políticos: el mismo Jeb Bush, otro de los contendientes a la candidatura republicana, se preguntó: “Realmente, ¿queremos insultar al 53 por ciento del electorado?”.

Trump ni siquiera pensó en disculparse. Dijo que si hay alguien que defiende a las mujeres es él y que sus palabras habían sido “ridículamente interpretadas” por mentes enfermas. “Que se disculpe Bush”, dijo. . Por como propone disminuir el presupuesto dedicado a la salud de las mujeres. Plan Parenthood, fábrica de abortos, no debería ser financiado por el gobierno. Derecho de decidir, defender derechos de mujeres.

El magnate fustigó a su contrincante Bush  por proponer la disminución del presupuesto dedicado a la salud de las mujeres: ése, a su juicio, es un daño verdadero. Trump no oculta su agenda conservadora: está en contra del capítulo pro choice del Plan Parenthood: “una fábrica de abortos que no debe ser financiada por el gobierno”. De ahí que quede en entredicho su apoyo a las mujeres que no contempla respaldar el derecho de éstas a decidir.

¿Habrán sido las mentes enfermas las que llevaron así de lejos el comentario de la sangre proveniente de dónde fuera. . .? De por sí, las bromas sobre el ciclo menstrual ya clásicas, tienen un peso negativo no sólo en la capacidad de acción y determinación de las mujeres si no en su propia valía: desde tiempos ancestrales, en no pocas culturas el periodo se asocia con suciedad, impureza, contaminación. No hace falta hacer más eco a este tipo de descalificaciones. 

Pero, bueno. . . No importa cuán retrógrado o cuán fuera de lugar, las intervenciones de Trump siguen alimentando la hoguera y sumándose la creciente adhesión de un público que parece celebrar tanto flamazo.

¿Será esa la energía que el magnate dice que echa de menos en la política de su país y que se ha propuesto recuperar?

El señor puede ser ridículo, pero las simpatías que no deja de despertar no lo son en absoluto. 

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

08 de February de 2017 03:55
19 de January de 2017 04:00
07 de December de 2016 04:04
27 de November de 2016 05:31

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

Al desnudo
El sexo es cultura

You are here